WP_20160617_19_44_51_Pro
Psicología

REINICIANDO TRAS LAS VACACIONES

Hoy me reincorporo oficialmente al trabajo, aunque durante los días de descanso he estado conectada (complicado desconectar al 100%), pendiente del correo electrónico, leyendo artículos que me llegaban, actualizando las redes sociales, contestando algunas llamadas de teléfono y cerrando citas para la vuelta.

 

Así que sí, hoy vuelvo a retomar los diversos talleres con mis chicos y las sesiones individuales, la presencia física y el trato directo con ellos.

 

Lo cierto es que no me toca reiniciarme en el ámbito laboral únicamente, durante estos últimos días me ha tocado reiniciar en otros aspectos y hábitos de mi vida.

 

Creo que esto último nos sucede a un gran número de personas al volver de las vacaciones, retomar esas rutinas y hábitos que han estado descuidados durante los días de descanso.

 

Entre esos hábitos está el deporte, en mi caso concreto salir a correr, algo que llevaba bastantes días sin hacer.

 

Dejarlo un poco de lado se ha debido, en parte a pereza (lo reconozco), pero también a la organización para realizar otras actividades planificadas con la familia (rutas de senderismo, ir pronto a la playa, visitar rincones especiales, etc).

 

Ahora es momento de coger y organizar la agenda, cuadrando en ellas las rutinas y actividades, que a cada uno nos gusta hacer, con el horario de trabajo, con el tiempo en familia y con el ocio (tenemos 7 días en la semana y bien planificado hay tiempo para todo).

 

Retomar las rutinas y los hábitos saludables de nuestro estilo de vida habitual, es fundamental tanto para los adultos como para los niños a la vuelta de vacaciones.

 

  • Uno de los hábitos saludables, que en ocasiones dejamos un poquito de lado, es el de la alimentación. Sí, en verano no es que nos abandonemos a comer lo que pillemos y de mala manera, pero sí que se toman helados, más refrescos o cervezas, comer fuera de casa comidas más copiosas (cantidad, fritos, rebozados, etc), con horarios cambiados, etc.

Así que, es momento de retomar los horarios de comidas, reestablecer los menús siguiendo una dieta equilibrada, y también algún día (no todos) poder darse un “capricho” como un helado (que aún estamos en verano).

 

Con los niños, volver a unos hábitos de alimentación adecuados es fundamental, ya que ellos en un alto porcentaje de las ocasiones son los que más modifican su alimentación. Toman más helados, refrescos, gominolas, snacks, comidas menos variadas porque tienden a elegir lo que más les gusta fuera de casa, etc.

 

Esto es normal, ya que son tentempiés, que en muchas ocasiones son aprovechados para llevar a la piscina, la playa o a una ruta por la montaña.

 

Hay que destacar que esto no se da en todos los niños ni familias, ya que hay padres que siguen un control sobre la alimentación y limitan el tipo de alimentos que toman sus hijos, así como los menús que ingieren cada día, siendo variados.

  • Otro de los hábitos a retomar es el del sueño. Días en los que se trasnocha más, nos levantamos más tarde de lo habitual al no tener la obligación de ir a trabajar o llevar a los niños al cole, por ejemplo.

Es importante comenzar a establecer ritmos de sueño en los niños, ya que se alteran los horarios al irse a dormir más tarde de lo habitual y levantarse también más tarde. Sobre todo, esto hay que tenerlo en cuenta los días previos al inicio del colegio.

 

No solo los niños, los adultos también necesitamos volver a nuestros ritmos de sueño, ya que al no descansar bien se ve afectado nuestro rendimiento en la vuelta.

  • Hablábamos al principio del deporte. Muchas personas durante esos días de vacaciones (en las que me incluyo) nos descuidamos un poco de las rutinas deportivas que llevamos a cabo a lo largo del año.

Sí, a veces cuesta mucho arrancar, pero ¡y lo bien que sienta volver a estirar los músculos y disfrutar de la práctica deportiva!

 

En función de lo que hagamos (nadar, correr, andar, tenis, etc) podemos empezar invirtiendo menos tiempo y poco a poco ir incrementando tiempo e intensidad, hasta retomar el momento en el que nos encontrábamos (no tardará en llegar).

 

Estos son algunos de los hábitos que toca reiniciar a la vuelta de las vacaciones, yo llevo unos días trabajando en ellos y lo cierto es que me siento mucho mejor.

 

Retomar mis salidas por la mañana para disfrutar del amanecer, volver a mantener unos menús equilibrados y elaborados en casa, así como descansar las horas correspondientes y seguir mis horarios, está siendo un reinicio de curso muy llevadero.

 

Ahora bien, no siempre hay que esperar al lunes para comenzar con nuestro objetivo y retomar los hábitos deseables, cualquier día de la semana es bueno para comenzar a trabajar en él.

 

Y vosotros, ¿estáis preparados para reiniciar vuestros hábitos?

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario