FullSizeRender
Psicología

¿PREPARADOS PARA LA VUELTA AL COLE?

Sí, es la pregunta más escuchada en estos últimos días en los hogares españoles, en los encuentros en la calle, en el parque al ver a los niños conocidos y en otros contextos.

 

No solo esta pregunta es la más repetida, sino muchas más la que le acompañan: ¿Ya tienes listos los libros o te falta alguno?, ¿tenéis el material escolar o aún no lo han solicitado?, ¿Les queda bien la ropa o uniformes?, ¿conocéis al profe o este año le cambian?, ¿repite con su grupo o les mezclan con otras clases?

 

Como cada año, la vuelta al cole trae novedades no solo para los niños, también para las familias, ya que los cursos avanzan y las situaciones a las que enfrentarse cambian.

 

Por ejemplo no es lo mismo las vivencias vividas para los padres que dejan por primera vez a los niños en el cole con 2 o 3 años, los que sus hijos inician primaria (con la novedad de mochila, libros, agenda y deberes), a los que sus menores comienzan la etapa secundaria y asisten al instituto.

 

Teniendo en cuenta que cada padre y madre lo vive de manera diferente, porque todos somos distintos, es importante tener en cuenta una serie aspectos para favorecer el desarrollo e independencia de los hijos durante el curso escolar.

 

¿Qué debemos tener presente?

  • No ser agendas de los hijos. Expresión y título del fantástico libro de Noelia López-Cheda, pero que recoge muy bien la idea de lo que se plantea.

Hay que evitar hacer todo por los hijos, estar pendientes de sus tareas, de lo que deben llevar al colegio, de lo que tienen que hacer… Ellos deben gestionar estos aspectos, ser responsables de ellos e independientes. Los padres supervisaremos, pero no lo haremos por ellos.

  • Recordar que son sus deberes. Podemos resolver alguna duda, pero nunca hacer los deberes por ellos.

Para nosotros, como padres y adultos, nos puede resultar muy fácil un problema de matemáticas a resolver, que 2 más 2 son 4, que algunas palabras se escriben con “b”, así como qué río pasa por Sevilla, por ejemplo. Pero deben ser ellos los que busquen la solución, los que reflexionen, los que se equivoquen y si no lo entienden pregunten al profesor.

  • Usar responsablemente el whatsapp de la clase. Sí, hoy día un porcentaje muy alto de padres formamos parte de algún grupo de whatsapp del cole de los hijos. Pero esto no quiere decir que todos los usemos de manera irresponsable.

El grupo de whatsapp no se debe emplear para preguntar deberes, qué material deben llevar, cuándo son los exámenes, pedir fotos de páginas porque a los hijos se les haya olvidado el libro, etc. Esto es lo que no hay que hacer, porque con ello somos agendas de los hijos y además interferimos en su independencia y autonomía, así como en la asunción de sus responsabilidades.

 

Si queréis conocer más sobre los efectos del uso inadecuado del grupo de whatsapp del cole, podéis encontrar varios artículos, aquí os dejo el que escribí hace unos meses.

  • Respetar sus responsabilidades. En función de la edad y características de los menores las responsabilidades y tareas asignadas deben ser acordes a ellos, respetando que sean los hijos quienes las realicen.

Preparar la mochila para el día siguiente, guardar el almuerzo, preparar su ropa y vestirse ellos solos, etc. Este tipo de tareas las deben hacer ellos, es su responsabilidad, no los padres con expresiones tipo “ya lo hago yo que tardo menos”, ni ir detrás para guardar lo que falta en la mochila porque “cómo va a ir sin un libro o el cuaderno al colegio”.

 

Si acostumbramos a los hijos a que nosotros se los hacemos o que vamos detrás para completar lo que falta, van a evadir esa responsabilidad y dependerán del adulto para que lo realice ahora y en un futuro.

  • Hablar con el tutor. Si hay dudas, si se quiere aclarar algún aspecto referente al hijo o algún tema del aula que no esté claro, dirígete al tutor.

En muchas ocasiones, algunos padres emplean los grupos de whatsapp o las conversaciones con otros progenitores para comentar temas de clase, criticar aspectos y mostrar disconformidades con el tutor, compañeros, etc. Este no es el camino, se crean ideas, versiones y comentarios, muchas veces, alejados de la realidad. El tutor es la referencia y con él se deben atender las dudas o disconformidades, tanto en las tutorías individuales como en las grupales.

  • Dejar tomar decisiones. No todo lo debemos decidir los adultos, a los hijos también hay que darles la oportunidad de tomar decisiones sobre temas diversos.

Un ejemplo de esto son los famosos cumpleaños, muy presente en los próximos meses. Puede que la relación entre los padres de los niños no sea fluida, pero si al hijo o hija le invitan, darles la oportunidad de que él o ella decida si quiere ir, porque puede ser que la relación entre los niños sea fantástica y son ellos quienes van a disfrutar del cumpleaños.

  • Hablar. Sí, hablar cada día, comunicarse con los hijos, preguntar qué tal les ha ido en el cole, cómo se han sentido, qué es lo que más les ha gustado del día, lo que menos, cómo se han desarrollado algunas actividades, qué tal ese examen al que tenían miedo, etc.

Comunicarse con los hijos es clave para las relaciones familiares, para los vínculos padres-hijos y para la confianza generada por ambas partes.

 

Sí, la vuelta al cole no es sencilla, pero como padres podemos hacer que esa vuelta y el desarrollo del curso sea lo más adecuado posible para nuestros hijos, buscando siempre su beneficio y favoreciendo su desarrollo, autonomía e independencia.

 

¿Preparados para comenzar un nuevo curso?

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario