Educación

Escuchar… «Mi profe mola»

Acabamos de comenzar el nuevo curso académico 2016-2017, lo que conlleva que los profesores tienen recién sacadas del horno sus programaciones y sus materiales para trabajar durante los próximos meses con sus alumnos, estos últimos están sentados o en breve ocuparán sus pupitres, y los colegios e institutos comienzan a tener una nueva vida.

 

Porque sí, cada año es diferente, hay profesores que permanecen, unos se van y otros nuevos llegan, los alumnos evolucionan, los recursos con los que se cuenta pueden cambiar y la historia que cada grupo de alumnos generará no tendrá nada que ver con la anterior, ni con la que está separada pared por medio.

 

Gracias a las redes sociales y al famoso Global Teacher Prize, conocido como el Premio Nobel para profesores, al que fue nominado el maestro aragonés César Bona, las actividades que los docentes llevan a cabo están cada vez más al descubierto, sobre todo las de aquellos que hacen cosas «diferentes».

 

He de decir que desde que descubrí a César Bona, le he seguido, me gusta escucharle y leerle en las entrevistas, leer sus reflexiones en las redes sociales, ver vídeos sobre su labor con los alumnos, etc, pero sobre todo me encanta porque me ha demostrado que otra forma de enseñanza es posible. Esto me ha generado curiosidad en seguir conociendo a otros docentes que han cambiado la visión y dinámica de las aulas. Y eso es lo que he hecho, indagar y descubrir a esos profesores, como Oscar Recio Coll,  Manu Sánchez o Santiago Moll,  que forman parte de una larga lista de esos docentes que hacen cosas diferentes y que «molan», como dicen sus alumnos.

 

Profesores que innovan en las aulas, emplean nuevas tecnologías, hacen vídeos con sus alumnos,  llevan a cabo un aprendizaje basado en juegos, consiguiendo así inspirar y motivar a sus pupilos hacia el aprendizaje. Porque sí, hay muchos profesores con esta dinámica de trabajo, que están deseando que suene la campana y entren los alumnos en el aula para crear un nuevo día lleno de ilusión y posibilidades.

 

Adaptar los contenidos del temario para ser trabajados a través de un juego de mesa o de rol, permitir a los alumnos buscar la información y realizar un informe sobre un contenido concreto, trabajar la expresión escrita a través de juegos de palabras, creando, inventando e imaginando, vincular los contenidos de diferentes materias viendo la relación entre ellos a través de juegos de investigación o pruebas diversas, elaboración de disfraces u objetos históricos, representaciones teatrales, etc. Como estos, se podrían enumerar muchos ejemplos y actividades que son llevadas a cabo por profesores que buscan la innovación y la creatividad en sus aulas.

 

Porque no nos engañemos, la clase magistral de sentarse y escuchar la parrafada del profesor ha perdido todo el interés para los alumnos, con ellas las horas y asignaturas se les hacen más «largas, pesadas y aburridas» como dicen los aprendices. Aunque yo os pregunto, ¿a vosotros no se os hacían eternas ese tipo de clases? A mí, sí. Lo reconozco.

 

Por ello, contar con un clase práctica, en la que poder debatir, participar, hacer tareas atractivas, interactuar con los profesores  y compañeros, y jugar todos a juegos que giran alrededor de los contenidos a asimilar será más enriquecedor, interesante y motivador para los aprendices y, por supuesto, para los profesores.

 

No hace falta mencionar que un profesor motivado por su trabajo es un profesor que disfruta, es entregado, preocupado, interesado, investigador y analista de todo lo que sus alumnos necesitan para que el aprendizaje sea el adecuado.

 

Así que, queridos docentes que disfrutáis con la enseñanza, que buscáis cada día nuevas fórmulas para motivar a vuestros alumnos, que demostráis que se puede enseñar y trabajar contenidos de manera diferente, solo deciros una cosa:

 

GRACIAS POR DEMOSTRAR QUE OTRA FORMA DE ENSEÑAR ES POSIBLE”

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario