Psicología

balance del año y nuevos propósitos

Entramos en la última semana del año, la última semana del 2016. ¡Cómo pasa el tiempo!

 

En estos días todos tendemos a hacer balance de lo que ha sido el año que se nos va, valoramos como ha sido a nivel personal, en lo familiar o social, en lo laboral o académico, en la salud, en lo económico… Siempre hay aspectos que analizar y valorar.

 

Cada uno hace el suyo, muy personal y privado, aunque lo comparta con sus más allegados. Yo espero que vuestro balance sea positivo y que ante las dificultades surgidas hayáis sido capaces de afrontarlas de la mejor manera posible, buscando siempre una solución y la mejor forma de sobrellevarlo. Y como digo en muchas ocasiones, una sonrisa es una gran compañera de viaje en estos momentos.

 

Ahora bien, en estos días no solo hacemos balance del año que despedimos, comenzamos con los nuevos propósitos para el año que arrancamos, un 2017 que seguro que nos deparará grandes momentos y sorpresas.

 

Seguramente, algunos de vosotros ya habéis escrito la lista de propósitos, y la habréis pegado en la nevera… Si adivino, algunos de ellos serán: comenzar las clases de inglés, dejar de fumar, ir al gimnasio tres días en semana, salir a correr, visitar a la familia al menos una vez al mes, llevar una alimentación sana, retomar la lectura antes de ir a dormir… Y como estas, muchas otras.

 

Yo os voy a proponer una lista de propósitos, que espero que os ayuden y realmente los llevéis a cabo durante el nuevo año:

  • Disfrutar de la naturaleza. Hacer rutas, salidas por el campo, comer junto al río o debajo de un árbol un bocadillo en compañía de familia o amigos, descubrir nuevos entornos, etc. Aprovechar el aire fresco, libre y puro del campo es una forma estupenda de recargar pilas y de salir de las rutinas diarias.
  • Realizar ejercicio físico. No se trata de salir a correr todos los días y convertirse en un runner de la noche a la mañana, basta con planificar un rato de unos 30-45 minutos cada día o cuatro-cinco días a la semana saliendo a andar a buen ritmo. Así que, ánimo, a calzarse las zapatillas y a disfrutar de una buena caminata.
  • Desconectar de las nuevas tecnologías. Sé que hoy día puede ser complicado para muchos de vosotros. Nos levantamos y cogemos el móvil, nos acostamos soltando el móvil, entre horas miramos el móvil o la tableta, lo mismo mientras comemos… Proponeros cambiar este hábito, disfrutar de la conversación con la pareja, hijos, amigos o compañeros mientras se come, deleitarse de la lectura de un buen libro antes de irte a dormir, etc.
  • Guardar cada día un tiempo para disfrutar de los hijos. Esta propuesta está enfocada para los padres, como os podéis imaginar, pero a muchos os servirá para aconsejar a algún amigo o familiar. Es muy importante pasar tiempo con los hijos, tiempo de calidad (como ya hable en otro artículo del blog), en el que aprovechemos para hablar sobre el día, planificar qué hacer el fin de semana, expresar como nos sentimos, tiempo para jugar o pintar con ellos, o simplemente compartir una conversación mientras se prepara la cena.
  • Dedicarse tiempo a uno mismo. A todos nos gusta tener un tiempecillo para nosotros, ya sea con un baño relajante, viendo una película, saliendo a pasear o simplemente tumbado en el sofá leyendo o escuchando música. Darse unos mimos y cuidarse es fundamental para encontrarse bien y sentirse a gusto con uno mismo.
  • Desinhibirse cantando o bailando. ¿Por qué no? Por la mañana para empezar con buen humor, en la ducha, con los hijos mientras nos vestimos, cuando se limpia en el hogar o se cocina… Fuera vergüenza y a disfrutar con el movimiento.
  • Disfrutar de buenas sobremesas con los amigos. Es uno de mis placeres, así que este año seguirá estando entre mis quehaceres de algunos fines de semana. Reunirse alrededor de una mesa con la compañía de los amigos, hablando de temas diversos, recordando momentos y anécdotas, planificando unas vacaciones, etc, es un plan perfecto para realizar al menos un fin de semana al mes.
  • Expresar emociones. Si necesitamos llorar, lloramos; si necesitamos reír, reímos. No debemos inhibirnos continuamente a la hora de expresar emociones, es importante poder manifestarlas y expresarlas. Libérate de cargas y prejuicios sobre esto, te ayudará y te sentirás fenomenal.
  • Evitar protestar por todo. Si se anula un plan, si llueve, si no puedes quedar con  una amiga o amigo, si tienes que salir tarde del trabajo… En lugar de invertir tiempo en protestas y enfados, busca soluciones y alternativas a lo sucedido.

Estas son algunos propósitos, seguro que se os ocurren algunos más. Cada uno tenemos nuestros intereses y prioridades, pero alguno de estos espero que te puedan ayudar.

Disfruta de la vida, del paso del tiempo, de las compañías, del aire fresco, de todo lo que te hace feliz. Disfruta porque eso será lo que recuerdes al hacer balance del año 2017.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario