Técnicas de estudio

EL MISTERIO DE LA LUNA LLENA

Así comienza uno de mis casos para detectives, en los que trabajamos contenidos vinculados con las técnicas de estudio para alumnos de primaria.

 

Hace algunas semanas os comenté en este artículo la posibilidad de trabajar contenidos relacionados con las técnicas de estudio y las estrategias de aprendizaje a través del aprendizaje basado en juegos. Mostrando así que es posible utilizar esta metodología en entornos diferentes al propio aula.

 

Pues bien, en este artículo quiero profundizar más sobre una de las estrategias a seguir en el estudio, concretamente el denominado: “Método activo de estudio”.

 

El método activo de estudio consiste en seguir una serie de pasos para favorecer el aprendizaje, pasando de un aprendizaje pasivo a uno más dinámico y práctico. Estos son los pasos planteados:

 

  1. Lectura general.
  2. Lectura comprensiva.
  3. Subrayado.
  4. Esquema.
  5. Resumen.
  6. Comprensión y memorización
  7. Repaso.

 

Enseñar este método de estudio puede hacerse de manera simple con un texto concreto o con un libro de texto, lo que en ocasiones y en muchos grupos se convierte en algo “aburrido” o “pesado”. Pero, ¿Y si lo planteamos como un juego?

 

Esto es lo que he propuesto, que los chicos de talleres de técnicas de estudio aprendan jugando, concretamente con un juego de detectives.

 

¿Cuál era el objetivo?

 

Mostrar,  enseñar, interiorizar y emplear los pasos del método activo de estudio en un caso que se debe resolver.

 

¿Cómo introducir a los menores en la temática?

 

Sencillo. Hacer una presentación en la que nos presentemos como detectives. En mi caso estaba “mi compañero Mike”, un detective de casos extraños y yo, su ayudante. Ante esto se les mostraba y solicitaba su ayuda como detectives, introduciéndoles a que asuman ese rol y desarrollen conductas acorde a ello.

 

¿Cuál era el caso?

 

El caso en concreto que seleccioné para este taller fue El misterio de la Luna Llena. Un caso diseñado y creado por mí (cualquiera puede imaginar y desarrollar los suyos atendiendo a temáticas, gustos de los grupos, intereses, etc.).

 

En este caso, a los participantes se les entregaba una ficha en la que se les narraba un suceso que ocurría las noches de luna llena y en vísperas de fechas señaladas. Lo que acontecía era la aparición de un saco de patatas de 50 kilos colgados de un árbol (cada vez en uno diferente) y con el siguiente mensaje: “Para que lo disfruten todos los vecinos”.

 

¿Cómo se desarrollaba la actividad?

 

A partir de la presentación del caso, se comenzaba a trabajar sobre el mismo siguiendo los pasos del método activo de estudio.

 

  • Primera lectura.

En esta lectura general, el objetivo fundamental es conocer de qué nos habla el texto. En nuestro caso concreto, había que comenzar a identificarse con la temática, conocer el caso, los personajes, las pistas y las situaciones.

  • Lectura comprensiva.

Esta lectura nos permite ir más allá, e incluso se puede realizar dos o tres veces, según las necesidades de cada uno.

 

Con ella hay que comenzar a identificar datos importantes, personajes claves  y secundarios, posibles sospechosos, fechas señaladas, acontecimientos destacados o los que son “paja” para rellenar, etc. En nuestro caso, había un listado de fechas, pero eran irrelevantes porque la clave estaba en la frase: “vísperas de festivos y noches de luna llena”; en cuanto a personajes, estaba el tendero que con su frase es fácil de descartar, el alcalde, el policía y un hombre desconocido en el pueblo, que tienen características acordes a lo que se observa, o la Señora Lina que compra un saco de tela igual…

 

Con esta lectura comprensiva los participantes comienzan a diferenciar la información, a tener en cuenta aquella que es representativa de la que no, aquellos personajes que deben tener en cuenta de los que están como secundarios o para distraer, etc.

 

En este punto, es curioso como muchos chicos ya comienzan a actuar como detectives, ya que hacen preguntas para resolver dudas, muestran sus opiniones y punto de vista sobre personajes, etc.

 

Esto es fundamental en el aprendizaje, resolver todas las dudas que surgen, indagar y preguntar para tener claro el contenido.

 

En este tipo de dinámicas me meto mucho en el papel (reconozco que me encanta), e incluso puedo llegar a transformarme en algún personaje al que ellos quieran hacen preguntas para descartar o implicar en el caso. Ratos divertidos y risas aseguradas.

 

Con esto les ayudamos a que vayan más allá, busquen, indaguen y traten de dar respuestas a dudas que surjan.

 

Es importante crear un clima en el que todas las opiniones cuentan, entre ellos puedan debatir y compartir información que puede ser relevante para el caso estudiado.

  • Subrayado.

Una vez que tienen hecha su lectura comprensiva y aclaradas las dudas, comienzan a subrayar y destacar con trazos diferentes aquello que se considera importante y se debe tener en cuenta.

 

Por ejemplo, en nuestro caso se subrayaban frases claves, a los personajes y alguna de sus características, así como las pistas que se iban mostrando.

 

El subrayado nos permite echar un vistazo rápido sobre la información relevante y descartar aquello que no es necesario o lo que llamamos “paja”.

  • Esquema.

Existen muchas formas de esquematizar la información, por ejemplo con llaves, guiones, cajas o con imágenes (ya os contaré más sobre la utilidad del Visual Thinking, del que estoy aprendiendo mucho en este interesante curso).

 

En nuestro caso,  les presenté a los chicos una ficha de recogida de datos, donde en forma de esquema, con guiones o con cajas, recogíamos una serie de puntos importantes: acontecimiento, cuándo se daba, personajes sospechosos y descartados, a lo que añadían un por qué en una frase breve.

 

Con la información esquematizada y presentada de manera más visual, es más fácil relacionar los contenidos y de esta manera descubrir al responsable y su cómplice (en nuestro caso).

  • Resumen.

Contar con palabras propias lo acontecido, lo recogido en el esquema. Un resumen no es un copia-pega de los textos, que es lo que tienden a hacer erróneamente muchos estudiantes.

 

¿Qué es lo que trato de mostrar con todo esto?

 

Que creando una temática diferente, ambientando el lugar y a las personas para implicarlas en la misma, haciéndoles partícipes y sintiéndose una figura importante para resolver el caso y avanzar, nos permite trabajar muchos contenidos de manera dinámica, atractiva y enriquecedora para los estudiantes.

 

¿Os animáis a jugar con vuestros alumnos?

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Comentarios (2)

  1. Nuria

    27 Ago 2018 - 9:12 am

    Hola, soy orientadora educativa y acabo de descubrir tu blog.
    Estoy interesada en esta manera de enseñar las técnicas de estudio para trabajar con mis alumnos.
    Podrías enviarme el desarrollo del juego y cosas similares? Te pagaría lo que estimases oportuno, Haces cursos de formación?

    • María Jesús Campos Osa

      27 Ago 2018 - 2:44 pm

      Buenas Nuria,
      Encantada de poder ayudarte. Si te parece hablamos en privado y me comentas las dudas que tengas al respecto.
      Un saludo!

Deja un comentario