Psicología

MI LISTA DE TAREAS PARA EL VERANO

Inicio de las vacaciones de verano para los estudiantes y comienza el debate acerca de si deben o no realizar “deberes” durante esta época.

 

Aquí hay diferentes posturas al respecto, como siempre digo todas muy respetables. Entre ellas nos encontramos con planteamientos como:

 

– “El verano es para descansar y disfrutar. No deben hacer nada.”

 

– “El verano es muy largo y se les olvidan las cosas.”

 

– “Por repasar un poquito cada día no se acaba el mundo.”

 

– “Lo que no ha hecho en el curso, lo va a hacer ahora.”

 

– “A mí me da pena que haga ahora tareas, el curso ha sido muy largo y duro. Ahora a descansar todos.”

 

Y como estas, podemos encontrar muchas más reflexiones y planteamientos.

 

En este artículo, voy a reflejar mi opinión al respecto. Que no es ni mejor ni peor que la de otros compañeros de profesión o de docentes, sino un planteamiento desde mi experiencia diaria con estudiantes de diferentes edades y lo que percibo que se necesita trabajar y reforzar en estos meses.

 

El curso es largo y se hace más agotador cuando el volumen de deberes y exámenes es elevado, siendo en muchas ocasiones, de gran intensidad y presión para los estudiantes. Evidentemente, no se pueden comparar los niveles, ya que no es igual estar en el primer ciclo de primaria, que en el tercero o en la ESO (también hay que tener en cuenta que las edades y el desarrollo son diferentes).

 

De cara al verano hay que tener en cuenta que no todos los menores se encuentran en la misma situación. Algunos pueden haber suspendido asignaturas para septiembre (caso de estudiantes de secundaria y bachillerato), otros pueden llevar muy justos contenidos de determinadas materias (primaria y secundaria), mientras que hay un porcentaje de alumnos que pueden llevar un nivel adecuado de cara al siguiente curso.

 

Ahora bien, cada situación es diferente y por lo tanto el planteamiento de cara al verano también.

 

Los estudiantes, que tengan que recuperar alguna asignatura en septiembre, deberán planificar sus días de verano, de manera que tengan su tiempo de estudio, puedan disfrutar de tiempo de ocio y, si es el caso, de unos días fuera con la familia. (Este tema será tratado en otro artículo del blog).

 

El debate generalmente surge con aquellos chicos que pasan de curso, llevan adecuadamente los contenidos o deben repasar alguna materia porque va más “floja”.

 

Hay que respetar el verano y sus merecidas vacaciones, pero como siempre digo a padres y a muchos de mis chicos: «el día es muy largo y nos permite realizar muchas cosas». Así que, aquí os dejo:

 

MI LISTA DE TAREAS PARA EL VERANO

  • Jugar, jugar y jugar. Pasar tiempo entre juguetes, juegos de mesa, bajar al parque con amigos, ir a las pistas a echar un partido, etc.

Hay multitud de actividades y juegos que se pueden llevar a cabo, ya sea en solitario, con los amigos o con la familia.

  • Compartir tareas en el hogar. Sí, se puede y debe aprovechar este tiempo para aprender nuevas tareas domésticas y colaborar en casa.

No se debe dar todo hecho a los menores porque estén de vacaciones. Hay que inculcarles la importancia de la colaboración en casa, de ser responsables del entorno en el que se están, etc. Así que, se les deben asignar tareas en función de sus edades y características.

  • Disfrutar del aire libre. Estar de vacaciones no es estar todo el día con la play, la wii, la x-box o la videoconsola correspondiente.

Se debe aprovechar el tiempo para ir al parque, salir a montar en bici (por las mañanas cuando no hace mucho calor), ir a la piscina, al río o a la playa, hacer alguna ruta de senderismo, etc.

  • Visitar algún museo o teatro. En estas fechas hay talleres y actividadesculturales dirigidas a los más pequeños en muchas localidades.

Poder realizar alguna actividad diferente a las habituales es muy atractivo y motivador, tanto para el menor como para la familia.

  • Seguir leyendo. Leer cada día debe estar entre las tareas habituales de los 365 días al año (no debe ser nueva en estas fechas), y ahora en verano puede estar más presente al disponer de más tiempo.

La lectura es fundamental en el desarrollo y aprendizaje, así que dedicar un ratito a leer será una de las tareas a desempeñar en estos días. Como he dicho en otras ocasiones, no se trata de imponer qué leer ni cuando, hay que dejar elegir a los chicos la temática y el tipo de libro, así como buscar un tiempo en el que no haya atracciones o salidas.

  • Hacer un diario. Plasmar en cinco líneas lo que se está haciendo cada día, con quién, dónde, lo que más ha gustado, etc.

Una tarea sencilla, que no exige mucho tiempo, pero que trabaja muchos aspectos (expresión escrita, vocabulario, ortografía).

  • Jugar a hacer cálculos. El cálculo es importante, nos permite trabajar atención y agilidad mental.

No siempre tiene que ir acompañado de una lista de operaciones, podemos trabajarlo con los más pequeños a través de juegos, yendo a la compra, cocinando, etc.

  • Estar con amigos. El verano es una época en la que se puede ver a los amigos cada día, reencontrarse con los del pueblo o de la playa, etc.

Es tiempo en el que se pasan las tardes con ellos en casa, en la piscina o en el parque, jugando a las cartas o con pistolas de agua, etc. Fomentando así las relaciones sociales cara a cara, alejados de juegos on line o de los diversos chats.

  • Pasar tiempo en familia. Sí, ese tiempo que durante el curso es escaso por diversos motivos (actividades extraescolares, trabajo, tareas del hogar, etc).

Estar en familia realizando diversas actividades y compartiendo tiempo, ya sea marchándose de vacaciones y conociendo lugares nuevos, quedándose en casa y haciendo planes alternativos, o simplemente jugando juntos, leyendo o viendo una película.

 

Como podéis ver, tareas sencillas, algunas de ellas más académicas (que suponen a los niños un tiempo breve y controlado), pero que podemos alternar con juegos y tareas diferentes, en las que también se trabajen esos contenidos. Recordemos que hay tiempo para todo.

 

El verano está para disfrutar y pasarlo bien, en el que se pueden hacer muchas cosas, diferentes y divertidas. Si nos organizamos adecuadamente, tendremos tiempo para todo y para todos.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario