Psicología

MOMENTOS DEL VERANO PARA DISFRUTAR EN FAMILIA

Los pequeños de la casa hace un mes y medio aproximadamente que comenzaron sus vacaciones de verano, que no se corresponden en un porcentaje significativo con las vacaciones de los padres. Y sí, aquí surge el tan presente y actual debate de la conciliación (pero de esto no quiero hablar hoy).

 

Es cierto que durante el verano muchas familias tienen que hacer auténticos malabares con los niños. Seleccionando y distribuyendo las semanas entre campamentos, quedarse los niños con los abuelos, familiares o amigos, llevarlos al pueblo, etc. Vamos auténticos cuadrantes de días.

 

Sin embargo, hay momentos en el verano en el que se coincide en vacaciones con los hijos e hijas (aunque no sean semanas completas, se puede disponer de días sueltos o de fines de semana) y en esos días y en esas horas es importante compartir.

 

Compartir… ¿Por qué?

Porque los niños ya están de vacaciones, disponen de tiempo libre. Sí, tiempo para ellos y para compartir con la familia y amigos sin presiones y agobios, (recordemos que en un porcentaje significativo se les llenan sus días y su tiempo con actividades y con tareas diversas durante el curso escolar), y compartir es muy importante porque nos aporta a todos (padres, madres e hijos) maravillosos beneficios.

¿Qué beneficios nos aporta?

  • La comunicación. Pasar tiempo en familia, compartiendo actividades, tareas, salidas, paseos, juegos, etc, es una manera a través de la cual hablar, intercambiar opiniones y experiencias acerca de lo vivido.
  • Escucharnos. Sí, lo digo en muchas ocasiones, no es lo mismo oír que escuchar. Por ello, en esos momentos de compartir es importante escuchar lo que nos dicen, lo que nos plantean, lo que nos ofrecen, porque de ello podremos sacar información valiosa de nuestros hijos, de su estado emocional y de sus experiencias.
  • Conocernos. Compartir nos permite descubrir gustos e intereses, tanto de pequeños como de mayores, acerca de actividades o propuestas diversas, que en otros momentos están ocultas o que no se desarrollan por diversos motivos.
  • Vivir el momento. Sí, es lo que más me gusta. Vives ese momento único con tu hijo o con tu hija, un momento que no se repite y del que hay que extraer sensaciones y sentimientos.

Las vacaciones en familia es ese momento perfecto para desconectar, dejar el móvil, tablet, ordenador, videoconsolas o televisión aparcadas durante un tiempo en el día y conectar con las personas que te rodean, que están contigo y que te quieren.

 

Así que, en esos momentos en los que estéis con vuestros hijos y queráis compartir, sí, compartir con ellos, viviendo juntos ese momento (no estar solo físicamente a su lado), es importante que tengáis en cuenta estos aspectos:

  • Dejar el móvil. Ya tendrás tiempo después para ver lo que tengas que ver.
  • Ríete. No seas “seta”. Si te caes en un charco, te ríes, si te quita una ola parte del bañador porque juegas con tu hijo, te ríes, si te cuenta un chiste que le hace mucha gracia, te ríes. Es ese momento de disfrutar y dejar escapar la carcajada porque el momento lo requiere.
  • Habla. Estáis juntos, contaros cosas, cómo estáis viviendo la experiencia, qué os apetecería hacer, qué plan se puede cambiar, etc.
  • Déjale tomar decisiones. Es importante ofrecerles la oportunidad de que ellos planifiquen y planteen qué hacer, que ellos tomen la decisión sobre diversos aspectos. Con esto les hacemos partícipes de las vacaciones y de esos momentos haciéndoles sentir que son suyos.
  • Expresa tus sentimientos. Somos humanos, reímos, lloramos, nos enfadamos, nos sorprendemos… Expresemos a nuestros hijos como estamos viviendo esas experiencias con ellos, cómo nos sentimos y qué emociones estamos sintiendo.
  • Inmortaliza el momento. Esa foto o ese selfie en el momento, en el lugar o durante una actividad nos permite visualizarlo, recordarlo y hablar de ellos posteriormente. (Reconozco que me encantan esas fotos robadas a los míos, en familia, con amigos… y verlas después con la pequeña)

Y os voy a confesar una cosa muy importante…

Haciendo y expresando con estas pequeñas cosas, estamos dando pie a que nuestros hijos e hijas también lo hagan, se expresen, se rían, nos hablen… Porque ven que es momento para ello y para estar con ellos, disfrutando todos juntos.

 

Así que, disfrutar de los momentos en familia, disfrutar de las experiencias vividas con vuestros hijos e hijas, permitirles que elijan planes, que sean ellos los que puedan tomar alguna decisión, expresaros y hablar sobre todo lo que vaya sucediendo… Y sobre todo…

 

Disfrutar de cada uno de esos momentos y experiencias vividas en las que estéis compartiendo con vuestros hijos.

 

PD. Hasta aquí mi artículo de hoy… Porque yo sigo disfrutando de días de vacaciones y mi familia me espera para seguir compartiendo momentos y experiencias.

PD. La foto del artículo inmortaliza uno de mis paseos con mi familia y amigos por Picos de Europa, donde estuve muy desconectada del móvil y conectada con ellos, risas, diversión y momentos especiales.

 

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario