Juegos de mesa

APRENDIENDO TÉCNICAS DE MEMORIZACIÓN. PARTE II

La semana pasada compartí parte la experiencia vivida en la formación llevada a cabo con un grupo de adolescentes, en la que trabajamos técnicas de memorización empleando como recursos, entre otros, algunos juegos de mesa.

 

En la parte primera que compartí (podéis leerla aquí), hice una introducción del objetivo del taller y os expliqué cómo emplee uno de los juegos, DejaVú (uno de mis favoritas para trabajar memoria con menores), pero también mencioné otros dos juegos, Ikonikus y Código Secreto Imágenes, que son los que os voy a explicar en el artículo de hoy.

 

Arranco el artículo con Ikonikus, he de confesar que es un juego fenomenal para trabajar emociones (aquí podéis conocer más sobre él en una videoreseña y en este artículo que compartí hace tiempo), sin embargo no era mi objetivo en el taller. Lo bueno de Ikonikus es que tiene cartas fáciles en cuanto a representación e interpretación, lo que da juego para trabajar memoria auditiva y visual.

 

Os estaréis preguntado, ¿cómo lo empleaste en la formación? De dos maneras.

 

En primer lugar, seleccioné quince cartas. Les di una consigna: “no hay que escribir, solo escuchar el listado de quince palabras que voy a repetir tres veces”. Aquí única y exclusivamente me escuchaban, una vez finalizado el proceso de escucha era su tiempo de anotar todas las palabras recordadas.

 

En la lista de las recordadas era fácil ver como los menores habían clasificado algunas de esas palabras por categorías, por ejemplo copa-vaso (sin embargo la copa era un trofeo, pero ellos no lo habían visto, aquí entraba en juego la representación mental que se hacían), también escribían las dos o tres primeras seguidas y las dos últimas, y al final iban surgiendo las que no estaban afianzadas o las que pensaban que sí, pero no las había dicho, surgiendo en algunas ocasiones el error.

 

Esta actividad es un claro símil de cómo es muy importante estar atentos en las explicaciones del aula, porque gracias a ello se lleva trabajo adelantado de cara al estudio posterior en casa. Igualmente, estar atentos en el aula permite hacer anotaciones, aclarar dudas, indicar anécdotas y ejemplos que son más sencillos de recordar y evocar en el estudio y en los exámenes.

 

En segundo lugar, seleccioné otras catorce cartas de Ikonikus y las pusimos en fila. Tenían tres minutos para memorizarlas y después escribirlas. Aquí la libertad de memorizar era más abierta, se trabajaba la memoria visual a través de los detalles de las cartas y lo que para ellos es más sencillo de asimilar (imagen evocada o palabra).

 

Posteriormente analizamos cómo habían llevado el proceso de memorizar esas palabras, cada uno seguía el suyo, pero tiraban de la conversión mental de imagen a palabra. Así por ejemplo, la mayoría repetían todas las palabras, dejaban de mirar y veían cuáles recordaban; otros repetían la misma palabra varias veces y así con todas haciendo varias rondas; y otra menor reflejó que retenía la imagen, no la palabra porque le resultaba más fácil.

 

Como veis cada uno sigue su “método” para memorizar un listado de imágenes, pero era importante que vieran en el punto de análisis como cada uno seguía uno y por qué.

 

Es muy significativo ver cómo a una simple imagen cada uno le asignaba una palabra y la recordaba, esto era importante para analizar como cada uno nos fijamos en una parte, como podemos organizarnos para aprender esas imágenes (clave de cara a aprender contenidos que se pueden representar más visualmente).

 

Posteriormente, establecimos la comparación entre el trabajo a través de la memoria auditiva (cuando yo les daba el contenido) y la memoria visual (ellos veían las imágenes), indicaron un punto clave y es que en la estrategia de memoria visual ellos podían modificar, parar, retroceder con las imágenes, sin embargo en la auditiva estaban más “atados” porque no podían manejar la información, ya que se les presentaba continuamente.

 

Este último aspecto es clave de cara al trabajo de sus contenidos a estudiar, ya que ellos tienen que ver cómo pueden trabajar, manejar y estructurar la información de cara a la asimilación de los contenidos.

 

Una finalizado el trabajo con Ikonikus pasamos al último juego, que fue Código Secreto Imágenes (aquí información del mismo). Quizá sorprenda el uso de este juego, pero lo cierto es que es perfecto para mostrar la importancia del uso de categorías, vocabulario, sinónimos, interpretaciones e identificación de elementos en las imágenes a la hora de aprender contenidos.

 

Una de las técnicas de memorización es la de la categorización y clasificación, así que poder categorizar y clasificar la información según el contenido es importante de cara a cada uno de los aprendices, buscando aquellas palabras, categorías y elementos clave según las características de cada uno.

 

El desarrollo del juego lo modifiqué un poquito por dar agilidad (el tiempo corría en contra), así que formé dos equipos, cada uno de ellos debía encontrar a sus espías, pero las pistas las daba yo a ambos equipos (aquí me permitía a mí jugar con qué información presentar, más o menos sencilla, para ver sus reacciones e interpretaciones).

 

Buscar categorías, palabras e interpretaciones es importante a la hora de aprender contenidos diversos, ya que el uso de categorías o vocabulario cercano y fácil a uno mismo es más sencillo de recordar que el que aparece en textos y cuesta comprender. De ahí el símil entre esa búsqueda de sinónimos, categorías, conceptos a través de este juego con sus contenidos.

 

En el punto de análisis con ellos, era significativo como cada uno analizaba e interpretaba los conceptos ofrecidos por mí, cómo los asociaban a sus ideas preconcebidas sobre el concepto y la relación con las imágenes, generando debate en los grupos. Esto pone de manifiesto que cada uno debe buscar su camino a la hora de estudiar, memorizar y comprender, porque será su análisis y trabajo del contenido lo que le permita recordarlo de manera más clara.

 

Como se puede ver los juegos de mesa han sido desencadenantes para trabajar estrategias de memorización, analizando con los menores cuáles son las relaciones y cómo aplicarlos al estudio de cada uno de ellos.

 

Aquí se han recogido algunas técnicas para memorización, como la auditiva, la visual, categorización. Sin embargo, analizamos otras estrategias como la técnicas de los lugares (os la conté en este videoconsejo), la técnica de la palabra o la historieta (formar una palabra o historia con las palabras que nos resultan más complicadas de aprender), también analizamos el visual thinking a raíz del uso de las imágenes.

 

Si nos fijamos, con estas técnicas de memorización se exige análisis, relacionar con otros conceptos y contenidos que conozcamos y con la propia valoración de cómo poder estudiar mejor esos contenidos.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario