Juegos de mesa

ADOLESCENTES, COMUNICACIÓN CLARA, ESCUCHA ACTIVA Y FRUSTRACIÓN

La semana pasada, mi compañera de profesión Eli Soler, más conocida en redes sociales con @neurasdemadre (si no la seguís ni su blog estáis tardando), publicaba este tuit. En él planteaba la opción de compartir artículos, en los que indicar cómo trabajar diferentes habilidades a través de diversos recursos.

 

Pues bien, la idea me pareció genial y hoy arranco con uno de esos artículos.

 

Os presentaré cómo he trabajado la escucha activa, comunicación clara, así como la frustración con adolescentes con un juego de mesa.

 

Y ojo, todo ello a través de indicación de instrucciones, trabajo cooperativo y coordinación.

 

¿Con qué trabajé todo esto?

 

Con un juego de mesa que se ha convertido en un referente en el centro psicopedagógico que dirijo (no solo en talleres, también en sesiones individuales), MAKI STACK.

 

Este juego de la editorial Mercurio Distribuciones, cuyo autor es Jeff Lai y las ilustraciones de Stephane Escapa. Es un juego en el que el trabajo cooperativo en pareja/equipo es clave para competir con otra pareja/equipo, desarrollando la actividad con dos modalidades:

  • Dando instrucciones.
  • Construyendo conjuntamente con dedos (con unas reglas muy claras y limitadoras)

El juego consiste en representar una carta con diferentes elementos de la comida japonesa (botella de soja, shushi, maki, california roll, plato con wasabi), siguiendo patrones diferentes que muestra cada carta. Para ello, como ya he indicado, se siguen dos modalidades.

 

Por un lado, hay que dar instrucciones al compañero sobre los elementos a colocar y cómo, teniendo este los ojos tapados con un antifaz, no pudiéndole dar ningún objeto directamente, solo dando indicaciones.

 

Por otro lado, construir conjuntamente la estructura de la carta empleando el dedo índice de una mano, como si fuera un palillo, sin poder doblarlo, cogiendo así entre las dos personas los elementos. Esto es complicado con algunos de los componentes del juego, os lo aseguro, y sobre todo cuando hay que voltear alguno de ellos.

 

Pero he de decir una cosa, las risas con este juego están aseguradas, independientemente de la edad (pequeños, adolescentes o adultos). Y si queréis conocer más sobre el juego os dejo el artículo que compartieron sobre el mismo en el blog bebeamordor.com.

 

Una vez mostrado en qué consiste el juego, os podéis imaginar que…

 

La coordinación en la pareja es muy importante, apoyada en dos elementos: COMUNICACIÓN CLARA Y ESCUCHA ACTIVA, aderezado con un poquito de GESTIÓN DE LA FRUSTRACIÓN.

 

Esto último es importante para que no terminen los elementos volando por los aires (quizá sea un poco exagerado, pero algunos menores gestionan la frustración regular).

 

Así que, como ya os he indicado el objetivo que me planteé en este encuentro del taller se centraba en tres pilares que son fundamentales en las relaciones sociales:

 

  1. Comunicación clara.
  2. Escucha activa.
  3. Gestión de la frustración.

 

La comunicación clara, directa y fluida es un elemento clave en las relaciones sociales. Cuando nos comunicamos, hay ocasiones, en las que entre ellos dan por hecho muchos aspectos, interpretaciones del  interlocutor, ofreciendo lo mínimo o mostrando la información de manera confusa.

 

Este juego nos exige ser muy claros con las instrucciones ofrecidas, ya que nuestro interlocutor no ve, y debemos mostrar muy bien el qué, cómo y dónde.

 

“Coge el plato y colócalo boca abajo. Lo tienes en tu lado derecho”.

 

Esto sería lo deseado, pero en ocasiones con la presión se termina así…

 

“Coge el plato, colócalo así, así, girado. Lo tienes ahí, ¿no lo ves?” No, no lo ve, porque tiene los ojos tapados…

 

Esto genera en muchos momentos situaciones de tensión entre los participantes, porque no poder ver y que te den información confusa no ayuda… Y aquí esa gestión de la frustración comienza a entrar en juego.

 

La maravillosa y tan deseada escucha activa coge un papel muy importante. Estar muy atentos a lo que te dicen, discriminar del ruido e instrucciones que recibe tu pareja contrincante, centrarse muy bien en el tono de voz y expresión de tu pareja para no confundirte, cogen un peso destacado durante el desarrollo del juego.

 

Recordáis esa típica frase de “Es que no me escucha cuando hablo”. Pues aquí trabajamos este aspecto sí o sí. Si quieren ser la pareja ganadora, deben escuchar muy bien para avanzar y terminar.

 

Por último, uno de mis objetivos era la frustración por no poder hacer las cosas cuando y como uno quiere, sino que depende de otra persona, de sus instrucciones o de su manejo en motricidad fina para coger y mover los componentes del juego.

 

Ya lo he mencionado, en ocasiones la frustración nos conduce a momentos de tensión, a comentarios que no son adecuados e incluso muy atacantes para el resto de personas. Por ello, este juego permite trabajarla y analizar la importancia de su gestión ante los demás.

 

Lo más importante y significativo del encuentro fue el análisis posterior. Grabé a los chicos desarrollando las acciones (sí lo hago en muchas sesiones), vimos los vídeos y los analizamos (este es un punto importante al verse en acción).

 

Sí, este es el momento clave, el análisis y la reflexión, la valoración de lo que han hecho y cómo lo han hecho, cómo podrían haber actuado, qué pasos y pautas poder seguir…

 

Porque para mí, en el desarrollo de mis talleres y de las sesiones, una de las cosas importante es el post-juego. El momento de análisis sobre lo vivido, el verse a ellos mismos actuando, sus comportamientos, comentarios… No solo eso, trabajar sobre esos contenidos, dándoles un valor y un mejor aprendizaje gracias a lo vivido en primera persona.

 

Porque ese punto de reflexión les permite ir adquiriendo recursos y tips para mejorar sus actuaciones en los diversos contextos y vivencias personales, familiares y sociales.

 

Así que, aquí os dejo mi experiencia con el juego Maki Stack para trabajar tres pilares de las habilidades sociales y del desarrollo social de las personas.

 

Antes de despedirme me gustaría dejar clara una cosa con respecto a mi desarrollo profesional…

El juego de mesa empleado es un recurso más a utilizar en un taller o en una sesión individual, pero no sustituye a la presentación y análisis de otros contenidos o recursos necesarios para el desarrollo de las mismas.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario