Educación

UN MEMORY ADAPTADO A CADA NECESIDAD

Me he dado cuenta (bueno ya me había fijado antes), que uno de los recursos que empleo y que recomiendo a muchas familias a la hora de trabajar diversos contenidos de estudio de los menores es… El (famoso) MEMORY.

 

Memory es un juego que entra en muchos hogares desde que los niños son pequeñitos. En ello pueden influir muchos motivos. Por ejemplo, el que lo haya de temáticas diversas (desde dibujos animados pasando por personajes, animales, frutas…), adaptados a diferentes edades (según el número de parejas que haya que hacer y tamaños), que son fáciles y rápidos de sacar, explicar y jugar.

 

Estos aspectos nos permiten poder acceder a un Memory diferente según los gustos, intereses y características de nuestros pequeños.

 

Antes de continuar, voy a explicar rápidamente el juego Memory (aunque seguro que lo conocéis). El objetivo es encontrar las parejas de imágenes volteando cada vez dos cartas, tratando de realizar el menor número de movimientos posibles para encontrarlas. Por lo que es muy importante recordar qué cartas se han girado, dónde se ubicaban, para así ser el primero en encontrar parejas. Gana quien tenga más parejas.

 

Por qué quiero hablar hoy de este juego. Por varios motivos:

  • Porque lo empleo bastante en mi talleres y terapia psicopedagógica, y funciona.
  • Porque es sencillo para los menores (desde pequeños a más mayores).
  • Porque las familias lo ven fácil de emplear en el hogar.
  • Porque trabaja aspectos muy importantes en el aprendizaje como por ejemplo la atención, memoria, vocabulario y orientación espacial.
  • Porque es adaptable a diferentes contenidos o temas que sean de interés.

Y en esto último es donde quiero hacer hoy hincapié.

 

Muchas familias me piden recursos y actividades para poder ayudar a sus hijos en el estudio y aprendizaje de contenidos. Generalmente hay una serie de situaciones vividas y expresiones mostradas…

 

«Cómo puedo hacer que retenga algunos conceptos».

– «Cómo conseguir que vea el repaso como un juego».

– «Cómo jugar con los contenidos que se tienen que estudiar».

– «Qué puedo hacer para ayudarle a que memorice la información de manera más visual».

– «Cómo conseguir que el estudio sea dinámico para ayudar a su impulsividad».

 

Y como estas muchas más que preocupan y muestran las familias en la consulta.

 

Pues bien, la pasada semana, tras varias sesiones con menores y conversaciones con los papás y mamás (en las que establecimos pautas y recursos a seguir en el hogar), me encontré mentalmente con esta llamada de atención (por llamarlo de alguna manera):

 

«¿Te has fijado en la de planteamientos que has dado a los padres y madres esta semana con el Memory para repasar y aprender diferentes contenidos?»

 

Y la verdad, si lo ofrezco es porque sé que funciona, porque veo cómo ofrece sus beneficios en mis talleres y terapia, y porque de las familias que lo han empleado ha llegado el mensaje… «¡Gracias por el recurso María Jesús! Repasamos genial y lo ha entendido fenomenal».

 

Y esto, como os podéis imaginar me alegra y me hace ver que lo propuesto funciona y que además está adaptado a las necesidades concretas del menor.

 

Por qué os estoy diciendo a lo largo del artículo que podemos adaptar el Memory a contenidos, necesidades y características.

 

Porque podemos elaborar nuestro propio memory, en el que recojamos tarjetas con aquellos conceptos, imágenes, siglas, números, etc, que nos interesen. Vamos, folio en mano o tarjetitas pequeñas, escribimos lo que nos interesa, tijeras, recortar y ¡a jugar!

 

Si os parece os propongo algunos ejemplos:

  • MEMORY PARA LENGUA 

Podemos elaborar memorys con contenidos diferentes de esta materia. Por ejemplo con sinónimos (rápido-veloz), antónimos (alto-bajo), tipos de palabra y ejemplo de ellas (adjetivo-bonito), verbos conjugados y la forma verbal correspondiente (había comido – pretérito pluscuamperfecto), sujetos y predicados (el perro- ladra mucho), etc.

  • MEMORY DE TABLAS DE MULTIPLICAR

¡Ayyy! Las tablas de multiplicar, fáciles para unos, difíciles para otros, pero que hay que aprender. Podéis elaborar los resultados de las tablas en unas tarjetas y en otras los factores que se multiplican. En función de la tabla a estudiar y repasar empleáis unas u otras, según se avanza se pueden mezclar…

  • MEMORY DE FORMULACIÓN

A medida que se avanzan los cursos, aunque se esté en cursos de secundaria en el aula o en casa los propios menores, pueden elaborarse su propio Memory a la hora de repasar determinados contenidos de la materia de química.

  • MEMORY CON LA TABLA PERIÓDICA

¿Recordáis la tabla periódica? Todos la hemos tenido que estudiar, algunos retenían mejor las siglas y el nombre, a otros nos costaba más. Poder elaborar tarjetas con cada uno de los elementos puede ayudar y mucho, porque el mero hecho de hacerlo ya requiere atención en los contenidos. Así que, ¿preparados para ayudar a vuestros hijos con C- Carbono, O-Oxígeno, Fe- Hierrro, Na-Sodio, etc?

  • MEMORY DE PAÍSES Y CAPITALES

En primaria los peques comienzan a tener su contacto con estos contenidos de geografía. A muchos les cuesta establecer esas asociaciones entre países y capitales ( e incluso entre ríos, sistemas montañosos, y sus países, provincias, etc). Para ello, os aconsejo que os sentéis con vuestros menores y les ayudéis en el estudio y repaso de estos contenidos con un memory elaborado con ellos.

  • MEMORY PARA INGLÉS

Hay muchos contenidos en inglés a trabajar y estudiar, desde vocabulario, verbos, estructuras gramaticales… Poder establecer esas parejas es muy significativo, ya que los menores se tienen que fijar en la palabra, cómo está escrita y su posible traducción. En la imagen de este artículo veis uno que hice con una de las menores con las que trabajo.

 

Aquí os he presentado algunos ejemplos sobre algunas materias y contenidos. Seguro que se os ocurren muchos más a la hora de trabajar los contenidos con vuestros hijos e hijas, según su edad y materias.

 

Recordad siempre…

 

Qué contenido queremos trabajar, cuántas parejas podemos elaborar y, por supuesto, tener en cuenta la características de vuestros menores.

 

¿Se os ocurren algunas ideas más para desarrollar? Podéis compartirlas en los comentarios.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario