Educación

Algunos recursos para trabajar la expresión

Estas últimas semanas, estoy compartiendo toda una serie de recursos diversos para realizar en verano. Hoy es el día de dejar espacio a la expresión escrita y oral.

 

En ocasiones se tiene la sensación de que el verano es muy largo, si no hacen algo de repaso se olvidan cosas. Ideas en esta dirección hay muchas. Sin embargo, podemos realizar actividades alejadas de la conocida estructura más académica.

 

Con ellas se puede reforzar o trabajar sobre aquellos aspectos que se consideren de interés, e incluso aquello que el propio maestro haya recomendado reforzar.

 

Hay docentes que recomiendan reforzar aspectos de cara al próximo curso. Así atienden a que el arranque no sea duro, para que las bases estén más afianzadas, etc.

 

Y no sucede nada por “trabajar un poquito”…  Como hemos estado viendo, a través de juegos y diferentes materiales se pueden trabajar aspectos muy diversos. El verano es largo, el día tiene 24 horas y se pueden hacer muchas cosas. Entre ellas, llevar a cabo tareas diferentes y divertidas con el objetivo de reforzar aspectos de interés.

 

En este artículo quiero compartir una serie de ideas para trabajar la expresión escrita u oral. Esta última a veces se deja de lado, siendo muy importante de cara a la comunicación y a la escritura.

 

A continuación encontraréis algunas actividades con las que se puede reforzar la expresión.

  • HIPÓTESIS FANTÁSTICAS

Me encanta esta actividad porque en ella la expresión y creatividad cogen un gran peso. Además, las sorpresas pueden ser maravillosas.

 

Esta actividad consiste en plantear hipótesis que comiencen con ¿qué pasaría si…..? Y a partir de aquí sugerir múltiples opciones imposibles, sorprendentes, etc.

 

– ¿Qué pasaría si vas en un ascensor y aterrizas en la luna?

– ¿Qué pasaría si tu mascota hablara?

– ¿Qué pasaría si pudieras ser invisible?

– ¿Qué pasaría si nunca se hiciera de noche?

 

Hacer un listado de estas, meterlas en una bolsa y sacarlas al azar, cada uno escribe lo que se le ocurre y después se comparten.

  • PREFIJOS ARBITRARIOS

Crear nuevas palabras con prefijos al azar, palabras diferentes y en ocasiones muy surrealistas o extrañas.

 

Con ellas, una vez construidas les pedimos que definan esa palabra o que cuenten historias. Actividad creativa y diferente, con la que pasar un buen rato.

 

Algunos ejemplos de palabras serían: Trigato / Antiparaguas / Desperchero / Biscajón

  • BINOMIO FANTÁSTICO

Escribimos dos palabras al azar. Por ejemplo, el menor escribe una y el adulto otra (sin saber qué ha escrito cada uno), Ladrillo y Columpio. Una vez presentadas las palabras, que deben estar alejadas en cuanto a categoría o significado entre sí, se puede pedir:

 

– Hacer una oración sencilla.

 

– Crear una historia con ellas.

 

En función de la edad de los niños y niñas podemos exigir más o menos. Incluso es recomendable que más personas, los padres o entre hermanos, puedan participar también en la actividad.

  • STORY CUBES

Sé que los presento en varios artículos y en múltiples ocasiones. Pero es que son unos dados con un potencial maravilloso a la hora de trabajar aspectos diversos, y sobre todo la expresión.

 

Podemos lanzar los dados y pedir que escriban una historia, en vez de oral, puede ser escrita. Además, se puede elaborar una historia conjuntamente, empleando la estrategia del folio giratorio. La imagen que recoge este artículo es el resultado de esta actividad con uno de mis grupos.

 

Los usos de los Story Cubes los podéis encontrar en este artículo que escribí hace tiempo.

  • INVENTAR FINALES

Leer un cuento, una historia, pensar en una película y hacer cambios. Sí, plantear la modificación del final de la historia, cambiar una parte importante y qué sucedería después…

 

Por ejemplo, qué sucedería si Caperucita en vez de encontrarse con un lobo se encuentra con unos zombis.

 

Aquí entraría la imaginación de quien plantee la pregunta, pudiendo introducir los gustos de los menores para la construcción.

  • CONSTRUIR ADIVINANZAS

No es sencillo, lo sé. Pero es muy creativo y la exigencia cognitiva que implica es significativa. Se deben indicar pasos para realizar la actividad.

 

  1. Pensar en un objeto.
  2. Aislarlo de contextos y posibles significados.
  3. Asociar el objeto con alguna de sus características (visual, sonora, gustativa, olfativa, etc)
  4. Metáfora.
  • CÓMICS

Me encanta dar a los menores una plantilla en formato de cómic. En la plantilla, ellos la pueden completar como lo deseen, introduciendo personajes, situaciones o elementos diversos.

 

Además, introducimos esa parte más artística de colorear y dibujar, lo que le da un punto de interés diferente.

 

Para guiarles, podemos dejarles los Story cubes, poner frases en los encabezados de cada cuadro, e incluso dejar papelitos con frases o personajes que puedan emplear como apoyo o guía.

  • EL TELEDIARIO

Inventarse una noticia, escribirla o anotar ideas. Posteriormente, presentarla a los demás oralmente, como si fuera un programa de noticias o curiosidades.

 

Estas son algunas actividades que se pueden realizar con los menores a la hora de trabajar la expresión escrita y la oral. No todo tiene que ser escribir, saber expresarse oralmente, tener cierta soltura, capacidad para hilar temas o frases, etc, son aspectos claves del desarrollo y adaptación de las personas.

 

Así que, podemos trabajar contenidos y aprendizajes de manera diversa, divertida, atractiva y enriquecedora para los menores.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario