Psicología

BENEFICIOS DE LA AUTONOMÍA EN LOS ESTUDIANTES

En este artículo compartí una serie de recomendaciones para favorecer la autonomía en los estudios. Aspecto que considero fundamental desde el inicio de curso y desde edades tempranas (a nivel académico).

 

Si además, me animo a seguir hablando del tema es porque hace unos días encontré este tuit de Sonia Lopez:

 

Este mensaje generó muchos comentarios y planteamientos en torno a la importancia de la autonomía y responsabilidad de los estudiantes.

 

A lo largo del artículo de hoy, voy a hablar de los beneficios de la autonomía. En concreto de los beneficios en el menor, porque quiero aclarar que también hay beneficios familiares. De estos últimos hablaré en otro artículo.

 

BENEFICIOS DE LA AUTONOMÍA EN LOS ESTUDIANTES

 

Estudiantes autónomos a la hora de realizar sus tareas académicas, es clave. Esa autonomía tiene una serie de repercusiones y beneficios en su aprendizaje y desarrollo.

  • RESPONSABILIDAD

Un estudiante asume que tiene que realizar sus tareas, las hace cuando llega a casa y lo va realizando de manera independiente. Estos pasos muestran su responsabilidad.

 

«Sé lo que tengo que hacer, me pongo y lo hago. Si tengo dudas, pregunto, pero voy resolviendo mis tareas».

 

Antes de continuar, destaco que aquí no reflejo si las tareas están bien o mal hechas. Lo que se valora es la responsabilidad por asumir lo que se tiene que hacer, evitando así la «persecución» de las madres/padres en la realización.

  • AUTOESTIMA

Un aspecto muy importante en el desarrollo de las personas, es la autoestima. Tener una valoración personal adecuada ayuda mucho a los menores.

 

A nivel académico, si ellos ven que saben y pueden hacer las cosas de manera independiente, sin tener un adulto pegado a él que le tenga que decir todo, se sentirá mejor.

 

«Me siento bien porque puedo hacer cosas solo, sin tener a alguien que me está guiando continuamente».

 

Sé que hay menores que buscan continuamente la ayuda y aprobación del adulto. En estos casos esa indecisión muestra, en ocasiones, una autoestima baja, ya que no se sienten capaces de realizar tareas de manera independiente.

 

Ayudar en esa autonomía los hará más seguros y se sentirán más fuertes para asumir y corregir errores.

  • ADAPTACIÓN

No todas las tardes de estudio son iguales, a nivel de tareas y exigencias. No todos los días se está en el mismo estado emocional. No siempre se tienen los mismos niveles de atención y concentración.

 

Teniendo esta premisa en cuenta, es importante…

 

La adaptación a las necesidades académicas que surjan cada día y para ello disponer de herramientas es clave.

 

Si un estudiante, sabe organizarse, dispone sus tiempos, cuenta con recursos y es capaz de manejar los contenidos y exigencias que tiene de manera independiente, será capaz de adaptarse a las nuevas exigencias.

  • FLEXIBILIDAD

Relacionada con la adaptación está la flexibilidad. Ser flexible, saber que se pueden y, en ocasiones, se deben modificar las tardes, el orden de lo que se debe hacer o dedicar más tiempo, es fundamental.

 

La flexibilidad es significativa en la vida de las personas, y a nivel académico es fundamental. En ocasiones, las nuevas demandas y exigencias, requieren de cambios y modificaciones para afrontar lo presentado y mejorar el rendimiento.

  • TOMA DE DECISIONES

El proceso de toma de decisiones es clave en el aprendizaje y desarrollo de los menores. Saber qué hacer y cómo, teniendo en cuenta reflexiones y valoraciones sobre el tema, es fundamental.

 

Si queremos personas críticas y que reflexionen a la hora de decidir y actuar, es importante tener esto en cuenta desde la infancia.

Hay que dejar que los niños y niñas decidan, se equivoquen, reflexionen y actúen.

  • RENDIMIENTO ACADÉMICO

Ser autónomo en los estudios, saber gestionar recursos y tiempos, repercutirá en el rendimiento.

 

Todos esos aprendizajes y beneficios que acompañan a la autonomía contribuirán a mejorar el rendimiento. Y esto a su vez, se verá a la hora de afrontar los estudios en diferentes etapas académicas.

 

Como se puede ver, favorecer la autonomía en los estudios por parte de los estudiantes es muy importante. Los beneficios que aporta son significativos, no solo a nivel académico, sino general.

 

Si se analizan cada uno de los beneficios, se puede ver cómo son determinantes en otros entornos y aspectos del desarrollo de las personas.

 

Como he indicado al inicio del artículo, los beneficios de la autonomía no se presentan únicamente en los estudiantes, también a nivel familiar. Pero de esto os hablo en otro artículo.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Deja un comentario