Psicología

autoinstrucciones: su entrenamiento y uso

Hace tiempo que quería hablar de las autoinstrucciones y su entrenamiento. No solo eso, también sobre lo que conllevan en el desarrollo de conductas y actividades para las personas.

 

En concreto, me voy a centrar en cómo se les orienta a los menores en ella y la importancia de su uso. Porque para muchos pequeños es de gran importancia aprenderlas y emplearlas.

 

Me gustaría aclarar que cuando hable de menores, hago referencia a niñas y niños pequeños, así como adolescentes. Con estos últimos también son importantes las autoinstrucciones en diferentes momentos.

 

¿Qué son las autoinstrucciones? 

 

Las autoinstrucciones nacen en los años 60 de la mano de Donald Meichenbaum, que reconoce el lenguaje interno como «director y controlador» del comportamiento. De esta manera se da la importancia al lenguaje en nuestras conductas.

 

El entrenamiento en autoinstrucciones es una técnica a través de la cual la persona se da a sí misma una serie de instrucciones, órdenes o verbalizaciones para desarrollar una tarea o regular su propia conducta.

 

Resumiendo mucho, las autoinstrucciones ayudan a regular acciones, tareas y comportamientos a través de indicaciones.

 

¿Cómo es el entrenamiento de autoinstrucciones?

 

El entrenamiento de autoinstrucciones consta de cinco fases:

 

  1. Modelado. La psicóloga, educador o docente actúa de modelo y va diciendo en voz alta los pasos en el desarrollo de una tarea.
  2. Guía externa en voz alta. El especialista da las instrucciones en voz alta mientras el menor desarrolla la tarea.
  3. Autoinstrucciones en voz alta. El menor realiza la tarea a la vez que va diciendo las instrucciones en voz alta.
  4. Autoinstrucciones en voz baja. El menor lleva a cabo susurros mientras actúa.
  5. Autoinstrucciones encubiertas. El menor piensa las instrucciones mientras realiza la tarea.

 

Como se puede ver, el proceso va de una guía y orientación completa al menor hacia una autonomía en la puesta en marcha de las autoinstrucciones. Lo que permitirá al niño o adolescente la autorregulación en diferentes contextos y situaciones a las que se enfrente.

 

Debido a la importancia de la técnica, esta debe ser llevada a cabo por un profesional. Esto es así porque el entrenamiento en instrucciones debe estar adaptado a las necesidades específicas del menor o grupo con el que se esté trabajando, así como a la actividad en cuestión.

 

¿Por qué son importantes?

 

Las autoinstrucciones son importantes por varios motivos, algunos de ellos serían:

  • Ayudan a regular comportamientos.
  • Orientan los pasos en la realización de actividades.
  • Guían en la resolución de determinadas tareas.
  • Contribuyen a la gestión emocional.
  • Enfocan y potencian la atención.
  • Favorecen la organización y planificación de actividades.
  • Reducen la impulsividad.

Como se puede ver, los beneficios que aportan son muy significativos, ya que abarcan diferentes áreas y exigencias que las personas tienen que afrontar en diferentes momentos y etapas.

 

Se observa como en menores con dificultades de aprendizaje, Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, e impulsividad, esta técnica resulta efectiva. Esto es así porque les ayuda a regular aquellas conductas o actividades que tienen que desarrollar, lo que les permite actuar de manera más adecuada y tranquila.

 

De ahí la importancia del profesional, que se indicaba líneas arriba, por la necesidad de conocer las necesidades y características específicas del menor con el que se vayan a trabajar.

 

¿Cuándo y dónde las podemos emplear?

 

Las autoinstrucciones se pueden emplear en diferentes contextos y ante diversos aprendizajes de interés. Algunos de ellos pueden ser los que se muestran a continuación:

  • Desarrollo de una tarea académica. Por ejemplo para seguir un buen proceso de comprensión lectora.
  • Establecimiento de una rutina. Como pueden ser instrucciones a seguir antes de comenzar a estudiar.
  • Realización de una actividad concreta. Como el hecho de preparar la mochila para el colegio.
  • Gestión de emociones. Por ejemplo, el enfado y cómo regular las reacciones, pensamientos y conductas.

Si se analiza detenidamente, dentro de cada una de estas áreas podemos trabajar comportamientos, tareas y actividades diferentes. Sin embargo, debemos tener en cuenta que…

 

Para el entrenamiento de autoinstrucciones es importante saber qué objetivo se trata de conseguir y sobre qué aspecto se quiere hacer hincapié.

 

Marcar el objetivo será la base. Compartirlo con el menor es determinante, para que el entrenamiento sea adecuado y satisfactorio. Es clave que el menor conozca sobre qué se va a trabajar, por qué y con qué finalidad. Para todo esto es importante el intercambio de información.

 

¿Qué recursos se pueden emplear?

 

Para orientar, guiar y trabajar en las autoinstrucciones con los menores, se pueden emplear diferentes recursos. Uno de los más representativos y de los más empleados son apoyos visuales.

 

Los apoyos visuales son láminas en las que mostramos a los menores las instrucciones a seguir, representada de manera escrita, gráfica, o ambas.

 

En función del nivel de desarrollo del menor, características o tema podemos emplear unas u otras. Por ejemplo, hay niños que les resulta más sencillo ver un dibujo, mientras que otros procesan mejor a través de una palabra o frase corta. 

 

De ahí la importancia de conocer al menor para saber establecer el recurso más adecuado a sus necesidades. Un ejemplo de autoinstrucciones lo podéis encontrar en este artículo de Iris Carabal, maestra de Pedagogía Terapéutica.

 

En mi trabajo, empleo autoinstrucciones con muchos menores con los que realizo intervenciones diversas (estudios, emociones, impulsividad). Para ello, utilizo diferentes materiales y recursos. Os voy a confesar que uno de los recursos que empleo para introducir en el entrenamiento de autoinstrucciones son los juegos de mesa.

 

Estos últimos, son un recurso a través del cual las instrucciones durante el juego son claves, pero también la autorregulación en el desarrollo del mismo. De esto os hablaré en un artículo futuro, para explicarlo más detenidamente.

 

Hasta aquí una presentación acerca del entrenamiento en autoinstrucciones, sencilla y directa. Más adelante os mostraré recursos más específicos, diferentes e interesantes.

 

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook

Comentarios (2)

  1. Rocío

    28 Oct 2019 - 7:32 pm

    ¡Genial, como siempre! ¡Gracias!

    • María Jesús Campos Osa

      30 Oct 2019 - 10:06 am

      ¡¡Muchísimas gracias, Rocío!!

Deja un comentario