Técnicas de estudio

Cinco recursos para organizar el estudio

¡Qué importante es una buena organización del estudio!

 

Así es. A medida que avanza el curso, los estudiantes se enfrentan a los exámenes, entrega de trabajos y demás tareas académicas. Todo esto requiere de organización y una buena planificación por parte de ellos.

 

Y es que, según se van acercando las últimas semanas de los trimestres, comienza una mayor presión en cuanto a las exigencias. Exigencias en exámenes, en trabajos o en tiempos de estudio, por ejemplo

 

Por ello, para ayudar a los estudiantes, se aconsejan una serie de aspectos a tener en cuenta. Uno de los primeros, es la ORGANIZACIÓN.

 

Así, una buena organización es uno de los puntos más importantes. ¿Por qué?

  • Porque favorece la atención.
  • Porque favorece el rendimiento académico.
  • Porque favorece la gestión de contenidos.
  • Porque ayuda en el estado emocional ante pruebas diversas.
  • Porque permite ser autónomo en el desarrollo de tareas.

Teniendo esto en cuenta, y dando el valor que tiene a la organización, con qué recursos se puede contar.

 

Los recursos tienen que ser sencillos, fáciles de manejar para los estudiantes, visibles y claros.

 

Atendiendo a esto, qué recursos ayudan en la organización del estudio.

 

LA AGENDA

 

Qué importante contar con una agenda. La agenda es un recurso donde anotar todo lo que hay que hacer, horarios y diversas actividades. A veces a la agenda no se la da la importancia y el valor que tiene.

 

Para muchos menores es la mejor manera de tener visible qué tienen que hacer cada día. Así como anotar en ella sus horarios de actividades, no solo el escolar.

 

Cada vez más centros escolares o municipios regalan al inicio de curso agendas a los estudiantes. Sin embargo, en el mercado se cuenta con un gran número de agendas, de diseños diversos, tamaños variados… Resumiendo, hay tantos modelos que alguno satisface las necesidades personales.

 

EL CALENDARIO

 

Sencillo, visible y reorganizador de tareas. Cada trimestre ofrezco a los menores de mis sesiones y talleres un calendario dividido en los meses correspondientes. En él se encuentran los días de cada semana del mes y en cada uno de ellos, los estudiantes escriben los exámenes o entrega de trabajos en el día seleccionado.

 

Estos calendarios deben estar colocados en el lugar de estudio de los estudiantes. Así, al llegar de clase y antes de ponerse a estudiar deben anotar nuevas fechas de exámenes o entregas de trabajos.

 

Ver los días que faltan para el examen, el número de ellos o más tareas, ayuda en la organización, siendo una manera de no perder de vista todo lo que tienen que hacer.

 

PLANIFICADORES

 

Aquí podemos emplear planificadores diarios o semanales. Y ojo, que no hay que comprarlos.

 

Disponer de un cuaderno, papel o lámina en la que anotar qué se va a realizar durante ese día o esa tarde, es una forma de organizar las tareas.

 

Qué tengo que hacer, qué prioridades hay, qué actividades debo presentar, qué debo estudiar… Este tipo de cuestiones ayudan a delimitar qué se debe hacer cada día.

 

En el ámbito del estudio, independientemente del nivel y áreas, es muy importante saber planificar qué hacer cada día.

 

RELOJ

 

Disponer de un reloj de mesa o de otro tipo, permite gestionar los tiempos de estudio y de descanso.

 

Es importante organizar los tiempos de estudio, de manera realista y acorde a las necesidades y características de los estudiantes.

 

Con respecto a este tema, os recomiendo seguir la técnica Pomodoro (en este vídeo os explico cómo funciona), que es de gran ayuda tanto para la atención como en el aprendizaje.

 

HORARIO DE ESTUDIO

 

Relacionado con el reloj está el horario. Sí, hacerse un horario de estudio y que esté visible. Y es que…

 

Organizarse los tiempos de estudio y descanso, junto con las extraescolares y el tiempo de ocio, es fundamental.

 

Este es uno de los primeros pasos que sigo con los estudiantes, antes de enseñar aspectos como estrategias de aprendizaje o técnicas de atención. Me interesa, inicialmente, conocer horarios para adaptar el tiempo de estudio a sus necesidades, por ejemplo.

 

¿Qué horario escolar tienes? ¿Qué actividades extraescolares? ¿Cuántos días y a qué hora? ¿Qué haces en tu tiempo libre? ¿Cuánto tiempo dedicas a deberes?

 

Preguntas en esta dirección ayudan a la hora de establecer un horario de estudio. Pero ojo, se plantean tiempos, las materias a las que se dedica el tiempo dependerá de las exigencias del día, de prioridades de estudios, de exámenes, etc.

 

Hasta aquí cinco recursos para ayudar en la organización del estudio de los estudiantes, y es que se acerca época de exámenes, época de tensión y nervios. Así, contar con recursos que ayuden en la organización y favorezcan el rendimiento es importante.

 

Este es el primer artículo de una serie de ellos encaminados a ofrecer recursos, y más contenidos, para favorecer el estudio y el rendimiento académico.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook
  • Canal de Youtube de Maria Jesús Campos Osa

Comentarios (4)

  1. María

    24 Nov 2019 - 9:25 pm

    ¡Hola! Me parecen muy interesantes los tips para que el alumnado adquiera hábitos de estudio. Creo que debería implementarse en las aulas alguna forma de transmitir al alumnado estas prácticas para fomentar su autonomía y autosuficiencia. ¡Es una información muy valiosa!
    Saludos.

    • María Jesús Campos Osa

      26 Nov 2019 - 10:04 am

      Buenas María!

      Muchísimas gracias por tu comentario. Así es, la formación al alumnado en este tipo de recursos y tips es muy importante, ya que favorecen el aprendizaje, autonomía y rendimiento.

      Un saludo y gracias por leer el blog!!

  2. Rocío

    25 Nov 2019 - 10:20 pm

    Detrás de un buen estudio hay una buena organización. Es necesario saber qué se va a estudiar, cómo y cuándo, antes de empezar a hacerlo. Y para eso contamos con una serie de recursos: una agenda, un calendario o un horario, entre otros. Creo que es necesario que se promuevan este tipo de materiales y organizadores, facilitan mucho el estudio y son fundamentales para deshacer los nudos mentales que nos genera una mala estructuración de nuestro tiempo. Si queremos facilidades, y no ir tan saturados, qué mejor que una buena organización.

    • María Jesús Campos Osa

      26 Nov 2019 - 10:07 am

      Buenas Rocío,

      Muchas gracias por tu comentario. Y sí, lo que recoges es algo que recojo en este artículo y en otros artículos del blog. La organización y planificación son aspectos fundamentales en el estudio y por consiguiente en el aprendizaje. En mi trabajo, con los menores siempre empezamos por esta parte porque son los pilares y es importante que lo tengan en cuenta, lo sepan emplear y manejar.

      Un saludo y gracias por leer el blog!

Deja un comentario