Aprendizaje Basado en Juegos

El aprendizaje basado en juegos (ABJ) presenta el juego como recurso de aprendizaje. A través de los juegos se aprenden contenidos y se favorecen capacidades y habilidades para el desarrollo y aprendizaje. Ese aprendizaje (ABJ) ofrece una aproximación a contenidos de manera más divertida, práctica y enriquecedora.

 

Todo ello debe llevarse a cabo siguiendo unas premisas. Entre ellas, adaptarse a características, desarrollo, gustos, intereses y necesidades de los menores y los grupos con los que se trabaje.

 

En mis intervenciones psicopedagógicas los juegos de mesa son un recurso que utilizo junto a otros. La selección de los juegos, y actividades desarrollas a partir de ellos, está adaptada a las necesidades y características de los menores, a los objetivos de intervención y demandas. Con esto se pasa de sesiones más teóricas, en las que presentar contenidos sin más, a sesiones prácticas y dinámicas.

 

Gracias a estos recursos se puede incidir en diferentes habilidades y dificultades. Por ejemplo, con juegos los menores aprenden a expresar y gestionar sus emociones, mejoran su comprensión lectora o habilidades matemáticas. Además, sus niveles de atención y concentración, o emplear diversas estrategias de aprendizaje, se refuerzan de manera divertida y diferente.

 

Con menores que presentan dificultades específicas de aprendizaje los juegos son un gran recurso de apoyo. Permiten incidir en aquellas áreas donde se encuentra la dificultad o necesidad de manera más atractiva y dinámica. De esta manera a través de una buena selección del juego se puede reforzar la dificultad, trabajar la autoestima y destrezas de manera personalizada. Y sobre todo, alejándose de tareas repetitivas o fichas que aumentan la carga de tareas.

 

A través del juego se permite recordar más fácilmente aquello trabajado. Esto se debe al símil entre el juego y los contextos de interés, así como a la generalización de ello. Y esto se consigue gracias a la práctica, motivación y la perspectiva lúdica del proceso seguido.