Educación emocional

GESTIÓN EMOCIONAL EN LA VUELTA AL COLE

Gestión emocional en la vuelta al cole… La vuelta al cole es un momento de emociones encontradas en personas adultas y menores. Estar ilusionada y de pronto preocupada. Querer que llegue el día y llorar por separarse de mamá y papá. Y así en diferentes momentos. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que…

 

Todas las emociones son válidas, hay que expresarlas, respetarlas y gestionarlas. Pero no ocultarlas.

 

La vuelta al cole, tan necesaria en los hogares tras las vacaciones, va acompañada, en muchos momentos, de emociones intensas. Al final del verano muchas familias necesitan retomar rutinas y seguir una organización diaria. Porque no nos vamos a engañar, en verano las rutinas se suelen perder, y es normal.

 

Así que, estamos en un estado de vivir diferentes emociones de cara al inicio del curso. Lo más importante en este momento, como ya he dicho es expresar, acompañar y manejar la gestión emocional en la vuelta al cole.

 

Y es que, el primer paso que se tiene que dar es la EXPRESIÓN EMOCIONAL. Pero, expresión emocional por parte de todas las personas. No hay que interrogar constantemente a los hijos e hijas sobre cómo se sienten, por qué se encuentran así, qué les sucede o preocupa, etc. Es importante que las personas adultas expresemos nuestras emociones, de manera que así ayudemos a la expresión de las menores.

 

Si las personas adultas damos el primer paso en la expresión emocional, será más sencillo que las menores lo repitan.

 

Y es que, interrogar no suele ayudar mucho. Y en determinadas edades (sobre todo en la adolescencia) provoca rechazo y evitación. Sí, esa frase … «qué pesados sois, que estoy bien».

 

Si queremos favorecer la expresión emocional (tema del que he hablado en diferentes artículos) debemos tener en cuenta una serie de puntos.

  • Evita los interrogatorios. Como os he dicho, genera en ocasiones rechazo, evitación y malestar.
  • Respeta las emociones manifestadas. Si un niño o una niña manifiestan tener miedo por la vuelta al cole o tristeza porque van a estar horas si ver al papá o la mamá, respetarlo. Decir frases del tipo «no es para tanto», «son solo unas horas», «ni te vas a acordar de nosotros», «estarás con tus amigos», no ayudan.

Cada menor necesita que se respete lo que siente. La clave es acompañar en esa emoción. Acompañar analizando porqué se siente así, qué le preocupa, qué piensa que va a suceder… Y a partir de ahí reconducir la situación, ayudar a gestionar esa emoción y crear un vínculo de confianza.

 

Los vínculos de confianza entre padre-madre-menor son muy importantes. Y es que permiten crean un punto de seguridad, de calma, de apoyo al que asistir cuando se necesita.

 

Por ello, si respetamos las emociones, ayudamos a entenderlas y a gestionarlas, estamos creando un punto importante en la familia.

 

En ese acompañamiento emocional, como ya he dicho no solo es expresar, también hay que ESCUCHAR Y GUIAR. Porque dotar de estrategias para gestionar las emociones es importante. La ESCUCHA activa aporta mucha información sobre el estado emocional, preocupaciones, posibles conductas… Por ello, hay que ver lo que sucede, los comportamientos, los comentarios y dar voz para expresar.

 

Y la GUÍA EMOCIONAL es fundamental, porque los niñas y niñas, así como adolescentes, necesitan de orientación en esa gestión emocional en la vuelta al cole. Porque sienten emociones, tienen pensamientos y necesitan ayuda para entender y gestionar lo que les sucede.

 

Pero ojo, los hijos e hijas aprenderán algunas estrategias a través de las personas adultas. Recordemos que somos modelos de los menores. Por ejemplo, si se manifiesta miedo exagerado por la vuelta al cole en torno a las medidas COVID, sin que haya un autocontrol por parte de la persona adulta, el menor lo interpretará como algo grave. Los menores aprenden esas actuaciones y manifestarán miedo o preocupación, sin una gestión emocional en la vuelta al cole que les ayude al autocontrol.

 

Como personas adultas podemos decir que estamos pendientes de las medidas, que estamos preocupados porque aún no se saben algunos puntos… Pero no se debe «poner el grito en el cielo», ni atacar al centro escolar de su gestión, porque los menores pasarán mucho tiempo allí. Y deben ver su centro como un lugar seguro.

 

Así que, recordad que las emociones en la vuelta al cole son un punto a tener en cuenta en los hogares. Ese miedo, nerviosismo, incertidumbre, alegría, ilusión o tristeza, son normales. La clave de todo esto es…

 

Escuchar a los menores, dejarles que se expresen , digan lo que sienten, se les acompañe y guíe en la gestión emocional en la vuelta al cole.

 

Escuchar y aclarar algunas ideas confusas que tienen es la mejor solución. Pero para aclarar esas ideas, lo primero es respetar, entender lo que están sintiendo y escuchar.

 

Y es que las emociones y adquirir estrategias para su gestión no es sencillo. Por ello, la labor de las personas adultas es tan importante. Así como el uso de recursos y materiales diversos. 

 

Si queréis conocer más acerca de la gestión emocional desde el hogar y todo lo que la rodea, os animo a visitar la categoría educación emocional. En ella encontraréis artículos y vídeos diversos sobre el tema.

 

Por último, si consideráis que necesitáis orientación sobre cómo gestionar las emociones en el hogar u otros temas, os aconsejo que busquéis ayuda profesional.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook
  • Canal de Youtube de Maria Jesús Campos Osa

Deja un comentario