Psicología

EL ESTRÉS ACADÉMICO: QUÉ ES

El estrés académico es un tema importante y que preocupa a familias y docentes. En este artículo voy a hacer una introducción sobre este tema, del que me propuso hablar Meritxell Nieto.

 

Hablo de introducción porque el estrés académico es un tema muy amplio. Un tema en el que atender a puntos diversos y que en un solo artículo sería muy largo y denso. Por ello, voy a separarlo en puntos diferentes.

  • ¿Qué es el estrés académico?
  • Cómo detectarlo. Síntomas.
  • Posibles causas.
  • Gestión del estrés académico.

Así que, en estas líneas voy a atender a los dos primeros puntos.

 

¿Qué es el estrés académico?

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el estrés académico como «reacción de activación fisiológica, emocional, conductual y cognitiva ante estímulos y eventos académicos».

 

El estrés académico es un malestar general que viven las personas estudiantes (de diferentes etapas académicas) ante sus estudios. Ese malestar se manifiesta con ansiedad, frustración, ira, apatía, aislamiento, conflictos, pensamientos de incapacidad, dificultad en resolución de situaciones, infravalorarse, y conductas diversas. Evidentemente, cada menor lo presentará de manera diferente, por lo que es importante prestar atención a todos estos componentes. De ellos hablaré a continuación.

 

Un punto que me gustaría aclarar es que el estrés académico se presenta en estudiantes de todas las etapas educativas, no solo en estudios superiores. Me encuentro con niños y niñas en primaria pasando momentos de estrés en sus estudios (hace años reflexionaba sobre ello), al igual que adolescentes.

 

Síntomas del estrés académico

 

Como ya he indicado la manifestación del estrés académico puede ser muy variado, dependiendo de cada estudiante. Sin embargo, se pueden delimitar los síntomas en categorías. De esta manera será más fácil identificar y, por consiguiente, poder incidir en los síntomas.

  • SÍNTOMAS FÍSICOS

Hay estudiantes que muestran reacciones y síntomas físicos ante situaciones de estrés por los estudios. Muchas de ellas terminan siendo limitantes para el día a día, incluso para asistir a clase o a los propios exámenes.

 

Algunos ejemplos de estas reacciones son: dolor de cabeza, dolor de estómago, vómitos, diarreas, agotamiento físico, fatiga, insomnio, dolores musculares (cuello y espalda), bruxismo (rechinar los dientes), taquicardias, aumento o disminución del apetito. Como se puede ver, son reacciones y manifestaciones que se pueden percibir desde el hogar y en el centro escolar, observando al estudiante.

 

Así que, es importante estar atentos a estos síntomas y sobre todo cuando se está en época de mayor exigencia académica. Pero no solo a estos, hay que fijarse en los que vienen a continuación.

  • SÍNTOMAS COGNITIVOS

Pensamientos de incapacidad, infravalorarse, pensar que no son capaces de llegar a todo, bloqueo, dificultad para mantener la atención, dificultad para memorizar y pensar, etc. Hay estudiantes que dicen expresiones del tipo «no voy a llegar a todo», «soy un inútil», «no voy a conseguir la nota que quiero», «es muy difícil todo», «no consigo recordar nada de lo estudiado», etc.

 

Como se puede ver, son pensamientos e ideas que terminan desencadenando malestar emocional y aún más agobio. Y a esto se junta que no son capaces de reconducir la situación, por falta de herramientas o ayuda, y entran en un «bucle» de negativismo y pesimismo. Todo ello va aumentando el estrés y la situación se va complicando.

  • SÍNTOMAS EMOCIONALES

Aquí nos encontramos con una montaña rusa emocional. Pueden pasar de la máxima excitación porque llevan un examen bien preparado a un estado de ansiedad al ver el temario de otra materia.

 

Generalmente, ante una situación de estrés académico las emociones que más afloran son las de nervios, angustia, agobio, ganas de llorar constantemente, ira, frustración, apatía, tristeza o miedo. Por ello, es clave estar atentos a estos estados emocionales para ayudar en su gestión.

  • SÍNTOMAS CONDUCTUALES

A nivel conductual se pueden observar acciones muy diversas por parte del alumnado. Desde conductas de evitación (no querer estudiar porque piensan que no van a rendir) hasta estudiar durante muchas horas continuadas.

 

Además de esto, hay estudiantes que para conseguir estar más despiertos comienzan a tomar bebidas energéticas o café por las tardes o noche. Lo que a su vez dificulta el sueño y el descanso, que es muy necesario. Esto a su vez genera mayor irritabilidad durante el día, lo que conduce a conflictos diversos.

  • SÍNTOMAS SOCIALES

Hay estudiantes que dejan de salir y estar con sus amigos y amigas. Su vida social desaparece y evitan cualquier escapada para desconectar y disfrutar. Esto sucede porque muchos piensan que están fallando, que pierden tiempo y eso no se lo pueden permitir.

 

No solo con amigos y amigas, si hacen alguna actividad extraescolar o deporte, la dejan de lado porque piensan que les quita tiempo. Esto desencadena en ocasiones conflictos con la madre o el padre porque animan a asistir y seguir cumpliendo con sus rutinas.

 

Se han presentado algunos síntomas generales, distribuidos en cuatro categorías. Cada menor manifestará el estrés académico de manera diversa, pero es fundamental estar atentos y conocerlos para poder reconducir y ayudar.

 

Una vez vistos y detectados los síntomas, es importante seguir trabajando y conociendo el porqué del estrés académico. Es el momento de conocer las causas, de las que os hablaré en el próximo artículo.

 

Mi recomendación en estos casos es que si vuestro hijo o hija está viviendo una situación de estrés a causa de los estudios, busquéis ayuda profesional. Es importante ayudar, reconducir y dotar de herramientas al menor para afrontar estas situaciones. Si necesitáis orientación y ayuda, podéis poneros en contacto conmigo.

 

Seguiremos aprendiendo más sobre el estrés académico en el próximo artículo, dedicado a las causas.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook
  • Canal de Youtube de Maria Jesús Campos Osa

Deja un comentario