Diferentes juegos de mesa
Juegos de mesa Psicología

MIS JUEGOS BÁSICOS EN INTERVENCIÓN

Mis juegos básicos en intervención, es un artículo centrado en mis propias experiencias e intervenciones. Esto es algo que quiero dejar claro. El motivo de escribir sobre ello se debe a los mensajes recibidos en las últimas semanas. Mensajes de compañeros de profesión, educadores sociales y algunos docentes que me presentaban dudas sobre qué juegos empleaba en mis intervenciones y consideraba «mis básicos».

 

He de decir, que estos son «mis básicos», algunos de mis recursos y parte de mis herramientas de intervención. Estos juegos de mesa cogen el peso que yo quiero en mis sesiones porque hay un objetivo planificado previamente. Ahora bien, como recurso para pasar un buen rato sin más, para divertirse, son ideales.

 

Pero repito lo mismo…

 

Mi uso de estos u otros juegos en las intervenciones con los menores, tiene un objetivo concreto. Objetivo que planifico en el diseño de la sesión del menor.

 

En el artículo de hoy os presento mis juegos básicos en intervención, esos juegos que no pueden faltar en mi ludoteca de trabajo. Y que me acompañan en mis primeras sesiones con los menores (también en otras). Evidentemente, su uso está adaptado a la edad del menor, así como elegir unos u otros.

 

Sin más, ahí van mis juegos de mesa básicos con los peques, en concreto con menores de 4 a 10 años aproximadamente (como os podéis imaginar la edad es orientativa, además de tener en cuenta las características del menor).

STORY CUBES. Lanzar dados (eso suele gustar mucho) y contar una historia es una forma de comenzar una sesión. Sin embargo, esos dados pueden llegar a ser un recurso muy potente para presentarnos y dar a conocer un poquito de nosotros.

 

Como podéis leer, hago mención a «nosotros» y es que yo también me presento. Yo también explico quien soy, qué me gusta hacer, qué miedos puedo tener, qué me gusta comer, dónde quiero viajar… Para favorecer la intervención, la confianza y seguridad con los menores es importante que nos vean como personas, con gustos, necesidades y curiosidades como ellos.

 

Si queréis conocer más sobre este juego, os dejo el enlace al artículo que escribí hace mucho tiempo, Aprendiendo con los Story Cubes.

 

IKONIKUS. Juego de mesa de Manu Palau y de la editorial Brain Picnic, en el que hablamos de cómo nos sentimos según las situaciones vividas o imaginarias, y que nos permite conocer más a esos menores. Y repito, ellos y ellas a nosotros. Con Ikonikus podemos abarcar el área emocional del menor, qué situaciones pueden ser más agradables o menos, qué le genera tensión o nerviosismo, cómo afronta las situaciones.

 

Si hay una cosa que me gusta de Ikonikus es la reflexión que llevo a cabo durante su uso. Esas reflexiones me permiten conocer la gestión emocional de los menores, los recursos de los que disponen y sus percepciones. A partir de ello, puedo trabajar estrategias, pautas y recursos para la gestión personal de sus situaciones.

 

En el artículo, ¿Jugamos al Ikonikus?,os cuento más sobre este juego, que es uno de los preferidos por muchos de mis peques.

 

DOBBLE. Un básico, de la editorial Asmodee, para romper un momento tenso, para relajar y para comenzar de manera agradable. Es un juego sencillo, básico y que muchos peques conocen, pero una partida nunca está de más.

 

Si hay algo que me gusta de Dobble es que hay diferentes cajas, temáticas y además tenemos la versión para peques (+3 años). Así que, es una forma de acercarnos, de relajar el ambiente y de poco a poco generar un entorno agradable con el menor.

 

 

MONSTER MATCH. Este juego de la editorial Mercurio Distribuciones, es una de las últimas incorporaciones a mis básicos. Última, quiero decir en el último años, aproximadamente y del que os hablé en Monster Match, aprendiendo con monstruos. Este juego tiene dos aspectos que gusta a peques, dados y monstruos. Además, de tener que ser rápidos durante la partida.

 

Monster Match se ha convertido en uno de los preferidos de muchos peques, para ellos es una forma de empezar una sesión, romper entre actividades y cambiar el foco de atención, o simplemente el juego de despedida. He de decir, que en mis intervenciones no es un básico para romper el hielo sin más, es un juego con el que puedo trabajar muchos otros aspectos con menores que presentan algún tipo de dificultad de aprendizaje, como os comenté en este artículo.

 

MONSTER KIT. Este juego de Manu Sánchez Montero y de la editorial Tranjis Games, es un básico en las aulas escolares, en intervenciones y en muchos hogares. En mi caso, es un juego con el que consigo relajar a los peques a través del dibujo, durante el desarrollo del mismo hablamos de temas diversos y nos vamos conociendo.

 

Como veis, es un juego que empleo para generar un entorno tranquilo y me permite dialogar en un estado emocional más relajado. Además, de este uso en sesiones iniciales, he de decir que también forma parte de intervenciones en las que trabajar la lectoescritura de los más peques.

 

Estos son algunos de mis básicos, esos que me acompañan en las sesiones, que están en mi bolso de trabajo y que empleo en las sesiones online. Como os he dicho, su uso tiene una finalidad, me planteo un objetivo con el juego, ya sea para analizar temas de interés, ya sea para comenzar la sesión de manera calmada, ya sea para ganar confianza con ese pequeño o para conocernos.

 

Siempre digo lo mismo (y no me cansaré de decirlo) el juego no es la solución en una intervención psicopegagógica o psicológica. El juego es un recurso más a emplear, al igual que lo puede ser una ficha, un juguete o un vídeo. Lo importante es que el recurso empleado se conozca, se maneje bien y se sepa controlar y manejar, porque a veces pueden surgir imprevistos o situaciones complicadas.

 

Si quieres conocer un poco más sobre el tema puedes visitar otros artículos de este blog, pero también puedes poner en contacto conmigo.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook
  • Canal de Youtube de Maria Jesús Campos Osa

Deja un comentario