EDUCACIÓN EMOCIONAL

La educación emocional va cogiendo más auge y relevancia en diferentes entornos, ya sea personal, académico, laboral o social, debido a la importancia que tiene en el desarrollo de las personas.

 

El conocimiento de las emociones, su identificación, según las situaciones vividas, la gestión de las mismas y su expresión, es clave en menores y adultos. Que niños y niñas conozcan, expresen, identifiquen, gestionen sus emociones es básico para su desarrollo personal y su desenvolvimiento diario en las diferentes situaciones.

 

La gestión emocional tiene implicación en dificultades de aprendizaje y trastornos del desarrollo. Teniendo esto en cuenta, en las intervenciones psicopedagógicas se trabajará el área emocional. Para ello se adaptará esa intervención a las necesidades específicas de los menores y familias.

Gestión emocional

Las emociones son básicas en el desarrollo global de las personas. La gestión emocional influye en el bienestar personal, en el aprendizaje y en las relaciones sociales. La intervención dirigida a guiar y ayudar en la gestión emocional tienen varios objetivos. Entre ellos que identificar las emociones y conocer estrategias de gestión emocional.

 

Los contenidos a trabajar en estas intervenciones (siempre adaptados a los menores y familia) son:

 

Las emociones: qué son, tipo de emociones y sus características, identificación de las mismas.

Gestión emocional: técnicas de expresión emocional, autocontrol, estrategias y actividades de gestión de las emociones.

Comunicación: la importancia de expresar qué se siente, por qué y cómo reorientar la situación.

 

Esta intervención será personalizada según las necesidades del menor y su familia, ofreciendo pautas y recursos adaptados a ellos y la dinámica familiar.