Educación

RECURSOS SENCILLOS PARA EL VERANO

Recursos sencillos para el verano, que fomentan el aprendizaje y refuerzan capacidades, hay muchos… Y es que, el verano es un momento ideal para seguir aprendiendo, tal y como os comenté en este artículo.

 

Ese aprendizaje se puede llevar a cabo de múltiples maneras, con recursos sencillos y alejados de la imagen de cuadernillos o fichas repetitivas. Además, los recursos, que os voy a mostrar, se caracterizan porque son más divertidos, retadores y motivadores. Aspectos claves para favorecer el aprendizaje.

 

A continuación os voy a presentar un listado de recursos sencillos para el verano (reconozco que me encantan)  y que se pueden presentar a menores de diferentes edades. Y es que son fácilmente adaptables, e incluso encontrarlos adaptados a diversas edades. No me entretengo más, ahí van…

  • SOPAS DE LETRAS

Sí, es uno de los recursos que nunca falta en mi carpeta de materiales para intervención. Las sopas de letras son un recurso retador, atractivo y con el que se trabajan aspectos de interés. Además, son fantásticas para ayudar a alumnado con dificultades de aprendizaje porque reforzamos aspectos como la atención, orientación espacial o la planificación, entre otros.

 

Sopas de letras se encuentran en el mercado en diferentes formatos, ya sean libretas o aplicaciones para móvil o tablet. Sin embargo, a mí me gusta elaborarlas y adaptarlas a edades (más o menos palabras), por sílabas, o empleando vocabulario que se esté trabajando o interese reforzar en el menor. Por ejemplo, si se está trabajando la «b»y la «v» hacerla con palabras que las contengan.

  • CRUZADAS

Otro de mis secretos confesables… Puedo ponerme a hacer cruzadas y olvidarme del tiempo. Y es que terminan siendo retadoras y motivadoras al mismo tiempo, según se van colocando palabras y van encajando completando esa gráfica de huecos.

 

Al igual que las sopas de letras son un recurso ideal, fácil de seleccionar en dificultad y que favorece aprendizajes diversos. Entre ellos está la planificación, organización, toma de decisiones, control inhibitorio (fijarse muy bien antes de lanzarse a escribir una palabra)  y la frustración cuando se coloca erróneamente una palabra… Ese momento en que dejan de encajar palabras…

  • PUZLES

Los puzles nos han acompañado y acompañan siempre. Es cierto que suele ser uno de los primeros recursos que se regala a muchos peques. Esto se debe a que están clasificados por edades, los hay de temáticas diferentes, de personajes de televisión, series o películas, manipulables…

 

Si hay un recurso cuyo potencial es muy significativo son  los puzles, por todos los aprendizajes que conlleva. Aunque sean para peques de diferentes edades, su dificultad es gradual, y su nivel de exigencia hace que se trabaje la atención, frustración, inhibición, orientación espacial y planificación. Además, son un claro ejemplo del aprendizaje por ensayo y error, de manera autónoma, modificando cuando algo falla y probando nuevas fichas o ubicaciones.

  • SUDOKUS

Son más complicados, lo reconozco, pero igualmente los tenemos clasificados por nivel de dificultad. Con todo ello, es otro material que es retador y exigente, nos mantiene atentos para ir resolviendo las columnas y filas. Además, en los sudokus cambiamos a los números, aspecto clave para trabajar dificultades numéricas.

 

Con los sudokus sucede lo mismo que con las sopas de letras o cruzadas, se trabajan aspectos como la orientación espacial, planificación, toma de decisiones, inhibición y atención. Así que, podemos alternar con estas o seleccionar lo que más interese o atraiga al niño o la niña.

  • ACERTIJOS

Quién no ha leído alguna vez un acertijo y se ha quedado un tiempo pensando y analizando cuál es la solución. Seguro que más de uno de vosotros, yo reconozco que me «pico» y si empiezo con uno y hay más no paro. Además, son muy retadores y favorecen un aspecto muy importante del aprendizaje, el razonamiento. 

 

Acertijos hay de diversa presentación (forma visual con dibujos o textual), diferentes contenidos y temas, más sencillos y complejos con posibilidad de emplearlos en diferentes edades. Incluso hay acertijos de matemáticas y de lengua, que nos pueden ayudar a trabajar contenidos específicos, analizando y razonando sobre ellos. Seguro que esté os lo han planteado alguna vez… ¿Qué número si le das la vuelta aumenta?

  • DIFERENCIAS

Este es otro tipo de material que gusta a muchos niños y niñas. Imágenes en las que todo parece igual, pero no lo es, conduciendo a descubrir en qué puntos se diferencian. Como en los anteriores nos encontramos con imágenes de buscar diferencias de varios niveles de dificultad, permitiendo así seleccionar aquellos más acordes a las necesidades del menor.

 

Además, muchas de las imágenes corresponden a películas o personajes que pueden gustar a los pequeños, consiguiendo así captar su atención. Además de esto, con este tipo de recurso favorecemos la atención, el análisis de contenido visual o la organización para el proceso de análisis de la imagen.

 

Como podéis ver, he presentado un listado de recursos sencillos, que son conocidos y que se pueden encontrar fácilmente en formato de cuadernos, en aplicaciones o navegando por la red.

 

Si me gustan este tipo de materiales es porque son sencillos, adaptables a las edades, con niveles de dificultad, retadores y permiten reforzar capacidades. Pero también ayudan a incidir en áreas que presentan los menores con dificultades de aprendizaje, presentándoles un material atractivo, adaptado y retador, permitiéndoles superarlo y reforzar su autoestima, confianza y autoconcepto.

SÍGUEME

  • Twitter de Maria Jesús Campos Osa
  • Facebook de Maria Jesús Campos Facebook
  • Instagram de Maria Jesús Campos Facebook
  • Canal de Youtube de Maria Jesús Campos Osa

Deja un comentario